La mujer de 30 años que fue atacada por una jauría en Punta Mogotes permanece en terapia intensiva y fue sometida a una nueva operación. “Guadalupe está en terapia intensiva. La evolución es buena y hay que esperar 24 o 48 horas para determinar si tiene alguna infección por las mordidas”, explicó Julio Ferrari, el padre de la mujer, a Telediario, el noticiero de Canal 10.

“Entró estado crítico, la estabilizaron y se hizo una intervención en primera instancia”, agregó sobre el cuadro de salud de la víctima desde que ingresó a la clínica.

Tras el ataque, la mujer se metió al mar. “Si no lo hubiese hecho entraba en shock y hoy no la tendría acá”, sostuvo su papá.

padre mujer atacada por perros.jpg

Además, señaló que los perros que la mordieron “ya están en custodia de zoonosis, donde le realizan el protocolo de rabia”. También le dieron vacunas antirrábicas para que se le apliquen a la víctima.

Este no es el primer ataque de esta jauría en el sur de la ciudad. Fueron devueltos a su dueño tras el pago de una multa por un ataque que ocurrió en mayo. “Se los llevó con el compromiso de cumplir con el protocolo de perros peligrosos, pero no lo cumplió y pasó esto”, lamentó Ferrari.

Mientras se recupera, la mujer recibe transfusiones de sangre y la familia pide dadores para poder continuar con este tratamiento. “Y el que sea creyente, que rece por mi hija”, pidió conmocionado.

“No soy quién para decir qué tiene que pasar con los perros o sus dueños. Espero que la Justicia esté a la altura de la ley”, agregó.

La mujer de 30 años que fue atacada por una jauría en Punta Mogotes permanece en terapia intensiva y fue sometida a una nueva operación. “Guadalupe está en terapia intensiva. La evolución es buena y hay que esperar 24 o 48 horas para determinar si tiene alguna infección por las mordidas”, explicó Julio Ferrari, el padre de la mujer, a Telediario, el noticiero de Canal 10.

“Entró estado crítico, la estabilizaron y se hizo una intervención en primera instancia”, agregó sobre el cuadro de salud de la víctima desde que ingresó a la clínica.

Tras el ataque, la mujer se metió al mar. “Si no lo hubiese hecho entraba en shock y hoy no la tendría acá”, sostuvo su papá.

Además, señaló que los perros que la mordieron “ya están en custodia de zoonosis, donde le realizan el protocolo de rabia”. También le dieron vacunas antirrábicas para que se le apliquen a la víctima.

Este no es el primer ataque de esta jauría en el sur de la ciudad. Fueron devueltos a su dueño tras el pago de una multa por un ataque que ocurrió en mayo. “Se los llevó con el compromiso de cumplir con el protocolo de perros peligrosos, pero no lo cumplió y pasó esto”, lamentó Ferrari.

Mientras se recupera, la mujer recibe transfusiones de sangre y la familia pide dadores para poder continuar con este tratamiento. “Y el que sea creyente, que rece por mi hija”, pidió conmocionado.

“No soy quién para decir qué tiene que pasar con los perros o sus dueños. Espero que la Justicia esté a la altura de la ley”, agregó.

Comentá y expresate