Tras la muerte de dos maestros en una escuela de Moreno por una explosión de gas, el Frente de Unidad Docente Bonaerense pidió la suspensión de clases en las escuelas que presenten graves problema de infraestructura.

"Pedimos la inmediata suspensión en que tengan problemas graves en las instalaciones o equipos eléctricos deficientes; desprendimientos de mampostería, pérdidas de gas, artefactos en mal estado de conservación y funcionamiento; peligro de derrumbes en cualquier lugar de la escuela; falta de mantenimiento de la red cloacal, pozo ciego o planta de tratamiento; problemas con pozos ciegos que impliquen posible derrumbe; filtraciones graves que pongan en riesgo los cielorrasos o electrifiquen las paredes u otras situaciones que conlleven riesgos graves", enumeraron a través de un comunicado.

Según el Frente de Unidad Docente, que nuclea en la provincia de Buenos Aires a los gremios Amet, FEB, Suteba, Udocba y Sadop, "deben proceder a lasuspensión de clases, según lo establecen los Artículos 195 y 196 del Reglamento General de Instituciones Educativas”. Esta acción, dijeron, estará a cargo del Equipo Directivo. "En caso de ausencia o negativa del mismo, la norma habilita a los docentes delegados a actuar de la misma forma”, explicaron.

“Esta acción se encuentra justificada en el Deber de Protección que la DGCyE debe tener sobre sus trabajadores, resguardando a los mismos de cualquier evento, accidente y/o suceso dañoso. El cumplimiento de lo antes mencionado se encuentra plenamente avalado y acompañado por el Frente de Unidad Docente Bonaerense”, concluyeron.

Comentá y expresate