Una joven pidió trabajo como empleada doméstica en Twitter y en menos de un día recibió varias propuestas para prostituirse.

Embed

En el primer caso, el que se viralizó, el hombre que se pone en contacto con la joven española le dice: “Hola, buenas noches. Eh (sic) visto tu anuncio y tengo curiosidad de saber qué buscas exactamente. Haber (sic) si es lo mismo que yo busco”.

″¿El de limpiadora?”, indica ella. "Ah, vale, sólo buscas trabajo serio”, contesta él para sorpresa de la mujer.

“Claro, ¿por?”, pregunta ella. “Por si aceptabas otro tipo de propuestas”, responde él, “pero veo que me eh (sic) equivocado y te pido disculpas por la molestia. Yo buscaba otra cosa a esta hora. Que tengas buena noche y perdón por molestar”.

charla.jpg

″¿Otro tipo de propuestas?”, pregunta ella. “No entiendo disculpa, acepto también niñera y cuidar ancianos, etc.”, agrega. “Algo privado a esta hora”, aclara él. ″¿Prostitución?”, pregunta ella. “Dicho así, suena mal. Pero no sé, si tú quieres”, insiste el hombre.

“Si yo “quisiera” habría puesto un anuncio de ese tipo y no buscando trabajo”, responde tajante ella. “Perdón, no quería ofenderte”.

mensaje.jpg

Algunas de las "propuestas" de claro contenido sexual llegan a un punto en el que la usuaria confiesa hasta sentir miedo. Como el caso de un tal Luis, que busca contratarla para que le haga "masajes".

Mas.jpg

Comentá y expresate