Se acercan las fiestas, y como cada año, aumenta la venta de pirotecnia y la cantidad de lesionados por su mala manipulación. Sin embargo, desde la guardia del HIGA, los médicos aseguran que la problemática es cada vez menor, aunque igual toman sus precauciones.

En los últimos años el número de personas afectadas por el uso de pirotecnia disminuyó. En 2014, el hospital recibió sólo 3 casos de heridos. Por eso, los especialistas esperan que en Navidad y Año Nuevo haya menos accidentes.

Para la jefa de guardia, Andrea Potes, lo que sí aumentó durante 2014 fueron los enfrentamientos entre familiares y vecinos. Dijo que los festejos suelen acrecentar "situaciones de  violencia por el abuso de consumo de alcohol”, en diálogo con 10 Ahora.

Con respecto a la situación edilicia del hospital, la especialista afirmó que "no hay lugar en terapia intensiva y los pacientes deben esperar por una cama".

Comentá y expresate