Playa Grande se volvió un punto controversial de la ciudad. En una semana -y en plena temporada- fue escenario de diversos hechos de violencia, descontrol y discriminación.

El primero de los casos ocurrió el 1 de enero a la salida de un boliche cuando un empleado de seguridad agredió a un joven en una batalla campal con empujones y golpes.

Testigos del hecho filmaron el momento en el que el patovica agarra a un joven y lo golpea contra el piso, y luego intenta reducir a otros. La víctima queda tendida en el piso mientras otros buscan reanimarlo. El video fue publicado en la red social Instagram y tuvo cientos de reproducciones y comentarios.

Desde el boliche, mediante un comunicado, aseguraron que solicitaron a la empresa que terceriza el servicio de seguridad que el empleado no continúe en esa función. “Como derivación de lo ocurrido, a los pocos minutos de conocido ello, se reclamó a la firma empleadora la definitiva desvinculación del agresor”, explica el comunicado de los encargados del complejo.

Embed

Otro incidente ocurrió cuando una pareja gay fue echada del balneario Ocean Club de Playa Grande por besarse. Indignados, lo documentaron en un video al que tuvo acceso Ahora Mar del Plata.

Gustavo Posati y su pareja Mariano Domínguez llegaron a Mar del Plata desde Capital Federal la última semana del año pasado para disfutar las fiestas y los primeros días del 2020 frente al mar. En una de las jornadas en que decidieron concurrir nuevamente al balneario Playa Grande, donde un amigo de la pareja alquilaba una carpa y los había invitado, se encontraron con una excusa insólita: no podían pasar porque se habían besado el día anterior.

- Es un lugar familiar.

- Nosotros también somos familia.

El video que filmó Gustavo muestra a un carpero ensayando excusas teñidas por la intolerancia para negarles el ingreso al sector de carpas y sombrillas. Al final del video, el empleado de la firma alega que la decisión no es "suya" pero al indagar sobre quién determinaba algo semejante, no supo responder.

Incluso después del acto homofóbico, cuyas víctimas denunciaron en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, la familia de su amigo recibió una notificación de la expulsión para ellos también del balneario.

Los jóvenes regresarán a Mar del Plata para hacer una manifestación en la puerta del balneario el sábado 18 de enero a las 14 horas. "Pedimos que se respeten todo tipo de familias y que se termine con este tipo de discriminación", reclamaron.

Embed

En las últimas horas comenzó a viralizarse un video que muestra otra brutal agresión de un patovica a un turista a la salida de un boliche ubicado en Playa Grande.

En las imágenes se ve cómo un empleado de seguridad golpea a un joven en la puerta del boliche. El enfrentamiento ocurrió durante la madrugada de este miércoles, según la información a la que tuvo acceso Ahora Mar del Plata.

Enseguida una ambulancia llegó al lugar y la víctima fue trasladada al hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde permanece internada y se recupera de la brutal agresión.

Testigos del hecho filmaron el momento en el que el patovica agarra al joven y lo golpea. La víctima queda tendida en el piso mientras otros buscan reanimarlo. En ese momento el hombre de seguridad golpea a otro joven que fue a increparlo por la agresión a su amigo.

Embed

Parlantes, alcohol, una multitud bailando frente al mar y hasta un grupo electrónico en medio de la playa. Los “after beach” se popularizaron en la zona de Playa Grande donde los jóvenes realizan fiestas improvisadas desde temprano y hasta el atardecer.

Algunos vecinos se quejan de “la música alta” y la “falta de higiene” de los jóvenes que dejan botellas y latas tiradas en la arena.

Embed

Comentá y expresate