El balneario La Reserva presentó una denuncia en la Municipalidad contra Mute por ruidos molestos en la zona de las playas del sur."La situación no da para más, los clientes se quejan y están hartos. Los ruidos molestos empiezan a partir el mediodía y no paran hasta la noche", dijeron desde la Reserva.

El área de acústica de Inspección General hizo una medición y el resultado confirmó los ruidos molestos. En el caso interviene el Juzgado de Faltas y los concesionarios de Mute deberán presentarse a una audiencia prevista para la semana próxima.

"La situación ha llegado a un hartazgo total. No se puede disfrutar de un día de playa en un área que fue toda la vida de tranquilidad. Hoy se ha desnaturalizado todo el sector, los clientes se ven perjudicados y se daña al medio ambiente", explicaron desde La Reserva.

Además de la denuncia, el balneario envió una carta documento al titular del Distrito Descentralizado Vieja Usina, Luis Ignoto, y a los directores de las playas del Faro. "La música supera excesivamente la tolerancia del volumen que fija la ordenanza 12032. Además, esta situación afecta la economía del balneario ante la pérdida de ingresos por el alquiler de carpas", se quejaron.

Por los ruidos molestos, desde la Reserva afirmaron que "se hace imposible pasar un día de playa gratamente como era años atrás" en las playas del sur. "Exigimos que cesen los ruidos molestos", afirmaron. "El lugar donde está Mute es reserva forestal, por lo tanto no debería ni existir. Queremos saber quién les otorgó el permiso", agregaron.

Comentá y expresate