Luego de la devaluación de la semana pasada, de más de 20%, muchos ahorristas se plantean qué hacer con su dinero en medio de turbulencias financieras e incertidumbre sobre el escenario político futuro. Ese mismo contexto golpeó a las acciones, en el mercado local y en Wall Street, y a los bonos soberanos argentinos.

Desde el Banco Central controlan cómo se mueven los depósitos y si hay mayor o menor desarme de posiciones en pesos, algo que podría tener un impacto directo en la cotización del dólar. Mantener la divisa a raya –en los niveles actuales, alrededor de 60 pesos– es el principal objetivo del Gobierno y del nuevo ministro Hernán Lacunza.

El dólar y altas tasas de interés generan una pulseada por los pesos. Desde el Banco Central observan que si bien el "lunes negro" cayeron los depósitos en pesos, desde entonces volvieron a subir. Al 16 de agosto, la última fecha informada, el monto de plazos fijos del sector privado sumaba $1,27 billones: un 1,3% menos que el viernes 9, antes de la PASO, pero 1,6% más que el lunes siguiente a la votación que ganó Alberto Fernández.

bancos 1.png
bancos 2.png
bancos 3.png

Sugún informaron en Infobae, desde Red Link destacan como el uso de Debin crece a tasas muy altas desde que el Central autorizó depósitos a plazo de no clientes en otras entidades. Pero por el momento es una opción que sólo ofrecen bancos públicos, provinciales, financieras y entidades chicas: ningún banco privado grande ofrece aún la alternativa de Debin.

"La cantidad de operaciones en la modalidad web para no clientes ascendió a 57.425,frente a 50.624 en junio, lo que representa un incremento del 13,4%. Mientras que el monto operado, también aumentó un 23,4% con respecto al mes anterior, alcanzando los 12.903 millones de pesos, frente a los 10.460 millones del último mes", detalló el Central a comienzos de este mes.

Comentá y expresate