La Corte Suprema de Justicia de la Nación revocó una sentencia previa y rechazó el planteo de Natalia Denegri que reclamaba el "derecho al olvido" para que se desindexen de Internet los contenidos que la vinculaba al caso Cóppola. Según la Corte la libertad de expresión debe imponerse al derecho al olvido.

Embed

"Podemos decir que no hay 'derecho al olvido' vigente en Argentina. No hizo lugar a la sentencia que la había asistido hasta la Cámara, es decir, revocó el fallo que habían dicho los camaristas, donde obligaba a Google a desindexar el contenido de su nombre con el caso Coppola. ¿Qué decía De Negri? Que era menor de edad, que había violencia porque al momento tenía menos de 21, actualmente se adquiere la mayoría de edad a los 18 años", explicó el abogado Jorge Monastersky.

Y agregó: "Lo que mantiene la corte, o prioriza entre los derechos que colisionan, es el acceso a la información pública. Uno no puede regular o recortar qué se dice de uno o qué se muestra, sino que las personas públicas están expuestas a eso. Podemos decir que el Congreso de la Nación, como mismo reconoce la corte que aparece la inteligencia artificial y un montón de conflictos, tiene que ser regulado por el estado ¿Quién sería el poder del estado? El Congreso de la Nación Argentina

Por unanimidad los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti sostuvieron que el caso en cuestión “tuvo un gran interés público en la sociedad con lo cual eliminar dichos contenidos (de los buscadores de internet) afectaría a la libertad de expresión, y privaría a la sociedad de tener acceso a esa información”.

La sentencia alude al caso en el que Guillermo Coppola, representante de Diego Maradona, fue detenido en la década del 90 cuando en su casa se encontró droga en un jarrón. Luego se determinó que se trató de un procedimiento armado por el entonces juez federal de Dolores Hernán Bernasconi y oficiales de la Policía Bonaerense. La causa tuvo gran repercusión pública y Denegri y Samanta Farjat fueron conocidas como “las chicas Coppola”. Iban a programas de televisión y protagonizaban escándalos sobre el caso.

Años después, Denegri se fue a vivir a los Estados Unidos y reclamó en la justicia que su nombre no figure vinculado al caso porque le generaba una revictimización y se trataba de un pasado que tenía derecho a olvidar. “Yo era menor de edad, era vulnerable, pasé cosas horribles, no entendía nada de la televisión, de producción, quedaron todos esos videos armados, con extorsiones, con amenazas. Hoy tengo una carrera. Yo no pedí ser famosa. Yo fui famosa por una causa judicial y todos mis sueños se acabaron de la noche a la mañana. Y el tema de los videos me hace mal a mí porque lo primero que aparece al poner mi nombre son esos videos que estigmatizan a la mujer y me siguen re victimizando”, dijo Denegri frente a los jueces de la Corte en la audiencia pública que el máximo tribunal convocó para tratar el caso.

La Cámara Civil había avalado el reclamo de Denegri contra el buscador Google para que desindexe (retire) los contenidos que la relacionaban al caso. Pero ahora la Corte Suprema revocó la sentencia.

El máximo tribunal resaltó el derecho constitucional a la libertad de expresión y a la información, lo que incluye “el derecho de transmitir ideas, hechos y opiniones a través de internet y los motores de búsqueda, herramienta que se ha convertido en un gran foro público por las facilidades que brinda para acceder a información y para expresar datos, ideas y opiniones”. Y resaltó que debe haber una “máxima restricción” ante planteos de censura previa la que solo puede configurarse ante casos excepcionalísimos.

Comentá y expresate