El software Pegasus, desarrollado por la empresa israelí, NSO Group, fue acusado de intervenir y realizar espionaje en unos 50.000 teléfonos celulares de periodistas, políticos y activistas defensores de derechos humanos de todo el mundo.

Diferentes medios y organizaciones, como The Washington Post, de Estados Unidos, Amnistía Internacional y Forbidden Stories, una organización francesa sin fines de lucro, llevan adelante la investigación.

El programa con el que se infectó a los celulares de las personas espiadas no requiere de ninguna acción del usuario para activarlo, como abrir un enlace o completar datos. Una vez instalado puede acceder a todos los datos, activar la cámara y el micrófono, conocer la geolocalización y leer mensajes.

Desde la empresa responsable del software Pegasus afirman que solamente se usa para perseguir a terroristas y criminales y que ellos no tienen acceso a la información brindada por el programa, sino que la venden a agencias de seguridad gubernamentales verificadas

Pero según la investigación de Forbidden Stories el Ministerio de Exteriores israelí está muy involucrado en la aprobación de la lista de clientes y habría insistido para incluir a Arabia Saudita a pesar de las dudas de la dirección de NSO.

El comunicado de Forbidden Stories declara: "Este espionaje tiene consecuencias dramáticas y, en algunos casos, incluso mortales para los hombres y mujeres de a pie que han sido señalados por su trabajo de denuncia de las fechorías de sus gobernantes o de defensa de los derechos de sus conciudadanos".

Amnistía Internacional y Forbidden Stories tuvieron acceso a una lista de 50.000 números telefónicos que podrían haber sido objeto de espionaje. Se distribuían por 50 países

Varios gobiernos fueron acusados de utilizar los datos proporcionados por NSO, como el de Victor Orban en Hungría.

Unos 15.000 números correspondían a México y también se concentraban en India, Kazajistán, Ruanda, Bahréin, Azerbaiyán, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

La investigación continúa y Amnistía Internacional en conjunto con el laboratorio canadiense Citizen Lab realizaron un análisis forense en 43 teléfonos de la lista y encontraron que el 85% de ellos estaba infectado por Pegasus.

Comentá y expresate