El ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, recibió el beneficio de la excarcelación bajo pulsera electrónica.

Así lo dispuso el Tribunal Oral Federal N° 4, en las últimas horas. El ex vicepresidente de Cristina Fernández de Kirchner se hallaba detenido cumpliendo una condena a 5 años y 10 meses de prisión por el caso Ciccone.

Según informó Infobae, tras acceder al fallo, los jueces determinaron que la liberación de Boudou se haga efectiva luego del pago de un millón de pesos y la colocación de una tobillera electrónica con GPS.

Boudou fue beneficiado gracias a los votos de las juezas María Gabriela López Iñiguez y Adriana Palliotti. Néstor Costabel se opuso a la liberación. Sobre el ex vicepresidente quedará vigente una prohibición de salida del país.

"Actualmente no observo de qué manera podrían entorpecer la investigación", pues "a esta altura entiendo que ya se han desarrollado todas aquellas medidas más relevantes y conducentes al esclarecimiento del hecho investigado, de manera tal que los imputados no podrían desarrollar, en esta instancia, comportamiento alguno que comprometa el éxito de la investigación", afirmó el juez, según citó el escrito de la defensa de Boudou al que accedió Infobae.

Para solicitar la excarcelación, la defensa del ex funcionario, integrada por los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, había sostenido que la resolución adoptada la semana pasada por el juez Ariel Lijo en la causa que investiga la ruta del dinero para comprar la imprenta quebrada despejaba las sospechas de que Boudou pudiera perjudicar la investigación.

La defensa de Boudou usó los argumentos que el propio Lijo sostuvo para no disponer prisiones preventivas en los procesamiento del ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, la ex jefa de la Casa de la Moneda Katya Daura o el banquero Jorge Brito, entre otros.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate