Un proyecto de ley presentado en la Legislatura bonaerense busca prohibir la actividad de los cuidacoches y limpiavidrios sin autorización en la provincia de Buenos Aires y prevé multas y arresto para quienes realicen ese tipo de tareas. El objetivo es que cada municipio regule la actividad.

La iniciativa impulsada por el diputado de Cambiemos Guillermo Castello, modifica el Código de Contravenciones provincial para sancionar ese tipo de actividades.

“No hay una regulación específica, en la Provincia hay un vacío legal. Hay que reglamentar la actividad de cuicacoches y limpiavidrios y prohibir la tarea salvo que tenga autorización del municipio, como en Pinamar que tienen una tarjeta azul”, señaló el diputado a Telediario.

Castello sostuvo que “se apropian de la vía pública” por lo que se podrían aplicar multas y arrestos debido a que “exigen plata a cambio de un servicio que la gente no pide”. “Muchos son de carácter extorsivo o intimidatorios”, agregó.

Castello sostuvo que en verano hubo cerca de 3 mil cuidacoches en General Pueyrredon. “Hay organizaciones o mafias que se dedican a esta actividad y para ellos las multas pueden ascender a 20 o 25 mil pesos”, detalló.

Uno de los “trapitos” del centro sostuvo que esta medida “en partes está bien y en partes no”. “Tienen que ver a quién sacan de la calle”, indicó el hombre que se desempeña como cuidacoches desde hace 22 años por la necesidad de trabajar. “No tengo alternativas”, añadió y consideró que si bien es su ingreso, “no está bien obligar a la gente a pagar montos fijos”.

Otro de los franelitas de la zona contó que es jubilado y hace 26 años que cuida autos en la cuadra de Mitre entre Luro y San Martín. Sin embargo, desde que cambiaron el sentido de la calle busca otras cuadras para trabajar. “La plata no me alcanza. Es mi medio de vida. Tienen que controlar no prohibir la actividad”, remarcó.

En tanto, los automovilistas que conocen la labor de los “trapitos” de la zona describieron que “son buena gente”. “Se ganan monedas. Pero la gente que trabaja cuando hay partidos de fútbol (en la zona del Mundialista) es otra gente”, opinó un conductor.

Embed

Comentá y expresate