miércoles 28 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Choferes fantasmas: la Justicia intenta determinar la ruta del dinero

La fiscal del caso realiza un relevamiento de las cuentas de todos los involucrados para determinar dónde fue depositado el dinero que el Estado otorgó a los empresarios en forma de subsidios

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La causa de los choferes fantasmas, que tiene como imputados a varios empresarios del transporte de la ciudad, se encuentra en una etapa en la que la Justicia Federal intenta resolver el destino del dinero que el Estado le entregó a los transportistas en subsidios y nunca fue utilizado para esos fines.

La fiscal Laura Mazaferri le pidió informes a la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado para determinar la ruta del dinero. Se están localizando las cuentas que se utilizaron para mover la plata.

Según detallaron fuentes de la investigación a Ahora Mar del Plata, todas las cuentas analizadas hasta el momento son nacionales. De todas formas, no se descarta que pueda haber una conexión con cuentas en el exterior del país.

La Justicia avanza en la investigación para determinar el circuito financiero que utilizaron los empresarios Juan María Inza Decaux, Diego Hernán Basílico, Juan María Inza Irisarri, José Alberto Ferraresi y Carlos Málaga.

El próximo paso de la fiscalía es establecer el destino de los 16 millones de pesos que el Estado otorgó a las empresas y determinar para qué motivos fue utilizado.

Hay seis empresarios del transporte público de pasajeros de Mar del Plata procesados en la causa, en la que se investiga el cobro de subsidios de cuatro empresas por "conductores" que en realidad eran desocupados.

Los empresarios están acusados de quedarse con 16 millones de pesos. Al apelar, los imputados dieron un argumento increíble: dijeron que la maniobra era para "beneficiar a los pasajeros con un menor costo del pasaje de colectivo".

Según la investigación, los empresarios y apoderados registraron en las cuatro empresas de colectivos a 357 "choferes fantasma" entre enero, febrero y marzo de 2016. La mayoría eran desocupados que oportunamente habían dejado su currículum en algunas de las empresas en busca de trabajo.

El fraude fue advertido por los mismos desocupados, quienes fueron a cobrar la Asignación Universal por Hijo y recibieron la negativa del beneficio por "trabajar en la empresa 25 de Mayo y cobrar un sueldo de 20 mil pesos".

Fueron los mismos desocupados quienes advirtieron a la Justicia lo que estaba ocurriendo, pero ellos se enteraron de la peor manera: a medida que iban a cobrar la Asignación Universal por Hijo les informaban en la ventanilla de pago que ya no les correspondía el beneficio: “Usted es empleado de la empresa 25 de Mayo y cobra 20 mil pesos por mes”, oyeron sorprendidos.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar