martes 9 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Justicia

Condenaron a prisión perpetua al hombre que torturó y asesinó a un bebé marplatense

Se trata de Alan Leonel Lapalma, quien resultó culpable de los delitos de homicidio agravado por alevosía y ensañamiento contra el menor de un año y medio. Desde la cárcel subía videos de Tik Tok, hasta que le secuestraron un celular.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Alan Leonel Lapalma fue condenado prisión perpetua por la Justicia marplatense al encontrarlo culpable de los delitos de homicidio agravado por alevosía y ensañamiento contra Aaron Maximiliano Bustos Sosa, de un año y medio, y de golpear a su madre, María Belén.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 le dio la pena máxima, pedido que había sido impulsado por la fiscal Florencia Salas, quien mostró conformidad por el fallo unánime que repudió el ataque mortal contra el menor, al que sometió a un sufrimiento "innecesario y excesivo", y las lesiones leves agravadas contra su mamá, quien era también su pareja en ese entonces.

"En la autopsia se constataron múltiples lesiones en el cuerpito de la criatura", señaló la representante del Ministerio Público Fiscal (MPF), ante el móvil de Canal 8.

Las lesiones, producto de golpes, datan de distintos períodos, lo que permitió inferir que era torturado con periodicidad. “Una vez vi que Aaron tenía algo, una marca rara en el ojo, pregunté qué le había pasado y ella me dijo que había sido un golpe con una hamaca. Pero después supe que era una quemadura de cigarrillo”, reveló el padre de la víctima durante el proceso judicial.

El crimen de Aaron Bustos Sosa ocurrió el 18 de septiembre de 2021 en una vivienda de Canadá al 200. Para la fiscal, el imputado se aprovechó del estado de indefensión de la víctima y lo "golpeó brutalmente contra la pared y con sus puños".

María Belén Sosa llevó a su hijo al Centro de Salud del barrio Ameghino y de allí fue trasladado de urgencia al Hospital Materno Infantil donde murió. La mujer contó que su pareja, había golpeado contra la pared y que le había dado trompadas en el estómago.

Lapalma fue detenido a las pocas horas en la casa que compartía con Sosa. Cuando la policía lo fue a buscar estaba durmiendo.

Los familiares de la víctima denunciaron que durante su detención, Lapalma se había vuelto tiktoker y compartía videos con el usuario @elmenorcito.

Tras la polémica desatada por el uso del celular para subir videos a Tik Tok, en los que mostraba distintos aspectos de la vida carcelaria, la justicia ordenó quitarle el celular.

Lapalma cumplirá la condena en la Unidad Penal 17 de Urdampilleta, en la localidad bonaerense de Bolívar, donde se encuentra detenido desde el momento del crimen.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar