sábado 18 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Crimen de Anahí: la autopsia reveló un terrible detalle

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Los hisopados en la zona genital confirmaron que Anahí Benítez fue violada. Y este miércoles, los exámenes toxicológicos indicaron que fue medicada con un potente sedante que aparentemente el asesino habría puesto en la comida durante los cuatro o cinco días que estuvo secuestrada.

Aunque todavía no finalizaron los estudios que determinarán la presencia de tóxicos en sangre y cabellos, los peritos hallaron restos de un conocido sedante mezclado con el arroz que la víctima ingirió la noche que la mataron. La presencia del sedante en el cuerpo de la víctima explicaría que fue drogada por lo que no logró defenderse del agresor que la asfixió hasta matarla.

A su vez, un estudio de laboratorio que hizo la Policía Científica Bonaerense, comprobó que la joven fue violada por Marcelo Villalba, el hombre que había encontrado su celular.

Este lunes, Bazán declaró y mantuvo su versión. Durante esa reunión, la fiscal Verónica Pérez amplió su acusación por privación de la libertad bajo amenazas o con la utilización de narcóticos durante varios días a lo que le siguió un ataque sexual, luego de lo cual alguien le provocó la muerte.

El 29 de julio último, Anahí (16) salió de su casa de la localidad bonaerense de Parque Barón, en Lomas de Zamora, a caminar unas cuadras hacia el Parque Municipal Eva Perón y, al no regresar, su familia denunció su desaparición y comenzó su búsqueda. El viernes 4 de este mes su cadáver fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y contusas en el rostro y la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina, un predio de 730 hectáreas en la vecina localidad de Llavallol y que la Policía rastrillaba con perros adiestrados.

La autopsia determinó que la adolescente murió de una asfixia por sofocamiento. Los perros rastreadores llevaron a los investigadores hasta la casa de Bazán, quien fue detenido luego de que en su domicilio se hallaran una olla con arroz similar al encontrado en el estómago de la víctima, ropa de mujer, pelos y manchas de aparente sangre.

En otro procedimiento realizado en la casa, la fiscalía secuestró granadas de humo, plantas de marihuana y hongos que se analiza si son comestibles o alucinógenos. El primer sospechoso que tuvo la causa fue el profesor de matemáticas Francisco Leonardo Agostino (44), quien fue detenido pero luego fue liberado por falta de pruebas.

Aparte de Bazán, el caso tiene un segundo detenido, Marcelo Villalba (40), por haber tenido en su poder el celular Samsung Core de la víctima. Este hombre aseguró en una indagatoria que había encontrado el teléfono tirado en una vereda con pasto, le quitó la funda, le pidió a su hermano que lo desbloqueara y con un nuevo chip se lo regaló a su hijo.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar