martes 14 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
INSEGURIDAD

Gitanos cayeron por secuestros virtuales con el ardid de "la llorona"

Los delincuentes operaban desde Ramos Mejía y La Reja, en Gran Buenos Aires. La investigación determinó que hacían hasta mil llamados por día para encontrar alguna víctima que pague rescate.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un operativo de la Policía Federal Argentina (PFA) logró identificar y detener a cuatro hombres y una mujer que integraban una banda que cometía secuestros virtuales a partir de llamados telefónicos y el recurso de una supuesta víctima, modalidad conocida como “la llorona”.

De esta manera, guiados o al azar, realizaban una comunicación con la persona que era objeto del engaño. Así se le hacía casi real que tenían bajo control a un familiar que, a gritos, pedía que paguen el rescate que se exigía como condición de liberación.

Se estima, según se desprende de la investigación, que la banda llegó a realizar hasta mil llamados por día en búsqueda de quien caiga en este ardid que siempre tenía mismas condiciones: que se pague una suma de dinero en efectivo o valores y no realizar denuncia.

A partir de la presentación que en sede policial hizo uno de los damnificados se abrió esta causa que encontró resultados positivos a partir de la labor de personal del Departamento Antisecuestros con el apoyo de personal del Departamento Técnico del Cibercrimen y posteriormente con personal del Departamento Grupo Especiales (GE-1) y Grupos Especiales de Operaciones Federales (G.E.O.F.).

Los ubicaron en la zona de Ramos Mejía y La Reja, en Gran Buenos Aires, desde donde realizaban los llamados y organizaban la logística para hacerse del dinero que los engañados dejaban al alcance de los delincuentes.

Los detenidos son todos mayores de edad y miembros de la comunidad gitana. Se secuestraron tres vehículos, trece teléfonos celulares utilizados en la maniobra, dinero en efectivo, documentación y otros elementos de interés para la causa.

Temas
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar