miércoles 21 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
BARRIO LIBERTAD

La tragedia familiar se inició por una discusión de fútbol

Los hermanos que mataron a la tía e hirieron al padre se pelearon por Boca y River en un contexto de violencia de larga data

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

“Se cargoseaban porque uno era de Boca y el otro de River y así empezó. Se desató porque mi hijo les decía a ellos que eran hinchas de Boca y después se cambiaron. Fue por una pavada, yo le decía que se calle un poco. Primero le quería pegar a mi hijo y después a su propio padre. Le dije que se dejara de joder, estuvimos tranquilos y por un partido te ponés a discutir”.

La reveladora frase la dijo Ernesto Casimiro Sánchiz, padre de la mujer asesinada y el hombre herido, abuelo de los asesinos, en una manifestación de familiares en Tribunales para pedir justicia, este viernes por la mañana. El trágico desenlace, con violencia, disparos y muerte, es consecuencia de un contexto de violencia familiar desde hace un largo tiempo. Con la versión del hombre, quedó desestimada la discusión por una propiedad.

“Cuando se largó a llover le pegó una piña y salió, el otro le pegó un cabezazo a mi hija, y se fueron a buscar las pistolas. Llegaron al portón y empezaron a los tiros. Mi hija justo se iba y le empezó a meter tiros, como cinco, le pegó en el pie y después en el estómago y la liquidó”, expresó en el móvil de Teleocho Informa.

El abogado, Mauricio Varela, en tanto, expresó que es un caso de “homicidio agravado por uso de arma de fuego y alevosía. Los testimonios de la familia dicen que hay una situación de violencia previa con lo cual podría ser femicidio”.

“También tenemos que esperar la evolución del padre porque ahí tenemos una situación agravante, es un homicidio agravado por el vinculo en grado de tentativa. El menor y el mayor le dispararon en el pecho con la intención de causarle la muerte”

Los hermanos de 16 y 20 años, escaparon de la vivienda de Falkner al 8500 en distintas direcciones. Lucas tomó su auto, un Fiat Punto gris y se fue. Su hermano escapó corriendo y fue detenido en cercanías del lugar.

Lucas se entregó al día siguiente con su abogado y ante la fiscal Mariana Baqueiro brindó su versión de los hechos. Aseguró que se trató de un caso de defensa propia.

“Es un hecho tremendo, muy sangriento dentro de una propia familia, con dos hermanos que ejecutaron de una manera increíble a su tía y lo intentaron hacer con su padre”, dijo el letrado.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar