viernes 25 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Policiales

Piden la libertad del pastor evangélico acusado de trata laboral

Pastores y personas que pasaron por el merendero de Roberto Tagliabue realizaron una protesta para para reclamar que la Justicia lo libere.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Pastores, compañeros de trabajo y personas que pasaron por el merendero de Roberto Tagliabue pidieron este jueves la libertad del pastor evangélico de 60 años acusado de trata laboral en comercios que posee cerca de donde ejercía su actividad religiosa.

Los manifestantes realizaron una protesta en la forrajería del pastor para reclamar que la Justicia lo libere. "Libertad ya para el pastor", rezaba una de las pancartas.

"Estamos esperando que la Justicia pueda comprender que la tarea pastoral implica servir", dijo una pastora en diálogo con Ahora, el noticiero de Canal Diez.

Además, los manifestantes pidieron que se reabra el comedor de la comunidad. "Hay 160 personas que tienen hambre y van a mi casa a preguntar cuándo se abre el comedor. La gente está desesperada, tiene hambre", dijo una de las manifestantes.

Damián viajó desde Buenos Aires para participar de la protesta. "Pedimos justicia y la libertad inmediata del pastor. Cuando a mí se me cerraban todas las puertas y el estado estaba ausente, solamente el pastor me abrió la puerta para que yo me pueda recuperar de las adicciones y volver a sentirme útil", destacó. "Siempre el pastor estaba predispuesto para ayudar a personas en situación de calle", agregó.

Tagliabue fue detenido hace casi dos meses en inmediaciones de su vivienda ubicada en la calle Génova al 8000, donde también funcionaba un hogar para hombres en situación de calle y un almacén.

Según los denunciantes, el pastor era dueño de una forrajería que funcionaba enfrente de la vivienda donde las personas “eran obligadas a trabajar” en condiciones que puede configurar el delito de trata laboral.

Todo comenzó tras la detención de un hombre que amenazó al pastor y a su esposa ya que “no le habían pagado cuando trabajó en los locales que el detenido tenía cerca del templo y en el hogar donde había parado”, indicaron las fuentes.

La Justicia ordenó la clausura del almacén, de la forrajería y se dejó en funcionamiento el hogar ya que había personas alojadas. En tanto, se mantiene cerrado el templo ubicado en la calle Lebenshon y Brumana.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar