viernes 20 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Violencia de género

Policía mató a su esposa de un balazo en la cara y culpó del hecho a su hijo de 3 años

El hombre fue detenido por el femicidio tras confesar que había sido el autor del crimen

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una joven fue asesinada de un balazo en la cara en una casa de la localidad mendocina de Godoy Cruz, y por el hecho detuvieron a su esposo policía, que en un primer momento dijo que el autor del disparo había sido su hijo de 3 años, pero luego admitió que había sido él. En las próximas horas será imputado por femicidio.

Se trata de Valeria Ramírez (26), quien el sábado a la noche, cerca de las 22, estaba en una casa en el barrio La Gloria y recibió un balazo en el rostro que le causó el deceso a la 1.25 de la madrugada en el Hospital Central.

El policía regresó a la vivienda, donde residía con la joven y su hijo de 3 años, luego de realizar una guardia y dejó su arma reglamentaria en un sector de la habitación, según manifestó el acusado en un primer momento.

Luego, de acuerdo al testimonio, se dirigió hasta la cocina y fue en ese momento que escuchó un disparo, por lo que dijo que supuso que su hijo de 3 años había tomado el arma y efectuó accidentalmente un disparo e hirió a su esposa.

Como consecuencia del tiro, Ramírez fue trasladada al Hospital Central, en la ciudad de Mendoza, donde fue asistida por los médicos de guardia por un paro cardiaco y luego derivada al quirófano por una herida de arma de fuego que le ingresó por la nariz y le salió por el tórax.

Tras varias horas y el esfuerzo del personal médico, Ramírez falleció a la madrugada a causa de la herida que recibió, por lo que se dio aviso a la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, quien inmediatamente ordenó una serie de medidas para dilucidar el caso.

Personal de Investigaciones y de Científica de la policía provincial fueron hasta la casa donde se produjo el hecho con el objetivo de encontrar elementos para la causa.

Horas después el policía se presentó y admitió ser el responsable del disparo y no su hijo como había manifestado en su primera declaración, por lo que quedó detenido y se espera que en las próximas horas la fiscal lo impute por el femicidio de su esposa.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar