lunes, 22 de julio de 2024
12.2 C
Mar del Plata
INSEGURIDAD

Vecinos de San Patricio denuncian sucesión de robos en casas y piden más presencia policial

Se autoconvocaron para exponer el reclamo que, aseguran, por ahora no estarían escuchando ni los responsables de seguridad ni la sociedad de fomento.

La sucesión de robos vuelve a poner en alarma a vecinos del extremo sur de la costa marplatense y reavivar el reclamo a las autoridades municipales y provinciales por medidas que ayuden a generarles mejores condiciones de seguridad.

Esta vez quienes alzaron la voz son quienes habitan el barrio San Patricio, al sur del faro y con frente sobre la ruta interbalnearia 11, donde durante las últimas semanas en particular fueron víctimas de varios hechos delictivos de distinto tenor.

Autoconvocados para exponer estos pedidos, no solo consideran que se requiere una mayor presencia con patrullas y personal policial sino también atención en términos de iluminación pública y limpieza de baldíos, en muchos casos con pastizales muy avanzados y faltos de cuidado.

“Roban las casas ocupadas y las desocupadas”, aseguraron a Teleocho Informa al repasar las circunstancias que devolvieron esa situación de preocupación y temor por delincuentes que están al acecho y aprovechan oportunidades para dar su golpe.

Mencionaron varios hechos más vinculados a la modalidad en la que los descuidos abren chances a los ladrones. Así se han llevado de los parques o patios algunas bicicletas o máquinas de cortar pasto, por ejemplo. “No se ppudieron llevar las mías porque las tenía atadas”, contó la propietaria que supo que los delincuentes anduvieron por los fondos de su vivienda.

El grupo de vecinos contó que colaboran entre ellos a partir de contacto vía Whatsapp, de tal manera que se dan aviso de situaciones sospechosas, presencias de extraños y propuestas para buscar mayor protección. Como esta decisión de salir a los medios a exponer lo que les pasa.

Describieron un barrio con problemas de luminarias que no funcionan o directamente no existen, pastizales y basurales que no tienen mantenimiento de parte del municipio y, por sobre todo, poco patrullaje. “No nos está ayudando ni la policía ni la sociedad de fomento”, insistieron.

Los móviles, en particular, los requieren en horarios más críticos, sobre todo entre el atardecer y las primeras horas de la mañana, cuando muchos de ellos deben caminar a oscuras hasta paradas de colectivos y esperar allí la unidad, expuestos a ser víctimas de delitos.

Seguí leyendo