viernes 17 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Arenales al 2100

Video: irrumpió en un almacén, pesó la droga en la balanza y se fue

La insólita secuencia quedó registrada en las cámaras de seguridad del local, que rápidamente se viralizaron.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una situación insólita tuvo lugar en un almacén ubicado a pocos metros de la plaza Colón, cuando un sujeto irrumpió en un almacén, pesó la droga en la balanza y se fue, ante los gritos del encargado del local que quiso agarrarlo del hombro.

El hecho ocurrió el lunes pasado, cerca de la medianoche, cuando un joven vestido con ropa deportiva y una gorra ingresó a un almacén ubicado en Arenales al 2100 y sin mediar palabras se dirigió a la balanza del sector fiambrería y pesó un pequeño paquete.

Al darse cuenta de que estaba pesando droga, el empleado dejó de atender a un cliente y salió a buscarlo. Hasta quiso agarrarlo de la campera sin éxito.

La impunidad que muestran las imágenes no sorprenden a comerciantes ni a vecinos de la zona, que identifican a una veintena de personas que se instaló en el corazón de la plaza y suelen protagonizar distintos incidentes, como robos y vandalismo.

Embed

Claudio, el empleado que vivió el incidente, contó al móvil de Canal 8 que "es una locura que pasó porque estamos en la plaza más conocida de la ciudad, donde viene la gente a sacarse fotos, a 100 metros de la comisaría y de la rambla".

"Estaba atendiendo a un cliente y él entró como pancho por su casa. Y cuando noté lo que estaba haciendo lo quise agarrar del hombro pero se me escapó y se fue. Pesó algo que había comprado o que estaba por vender", lamentó el comerciante, que señaló que "es un chico de los 20 o 30 que se instalaron en la plaza".

Estas personas -aseguró el damnificado- "no dejan dormir a nadie, ponen música, se drogan y tienen sexo enfrente de todos, además de dormir y hacer sus necesidades en una plaza que conocen todos, la más conocida del país, la del Casino, la Falla Valenciana, y los trencitos de la alegría".

También contó que una vecina que trabaja en Santa Clara del Mar ya no se puede tomar el colectivo porque la acosan y quieren robarle, y comenzó a tomar un remís para viajar unos 10 cuadras y esperar el colectivo en una zona segura.

"Lo que no queremos es más problemas; queremos levantarnos, trabajar y atender a nuestros clientes", dijo Claudio, que pidió "soluciones definitivas", al distinguir que cuando la policía los saca, ellos "dan la vuelta manzana y se instalanen el mismo lugar".

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar