jueves 2 de febrero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Pánico en el centro

Video: tuvo un brote psicótico y saltó al capot de un auto con su bebé de dos meses

El hecho provocó conmoción en pleno centro de la ciudad. Al momento de la detención, la mujer comenzó a gritar letras de tango. 

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una mujer sufrió un brote psicótico en pleno centro de la ciudad, subió al capot de un auto que aguardaba en un semáforo y comenzó a saltar con su bebé en brazos. Milagrosamente no se cayó y pudo ser contenida primero por transeúntes y luego por la policía.

Pasadas las 14 horas de este lunes, una mujer cruzaba la senda peatonal en la avenida Luro y Mitre, junto a su bebé de dos meses en brazos, cuando se dirigió directamente a uno de los autos en marcha que esperaba el cambio del semáforo para seguir en dirección a la costa y en una hábil e inexplicable maniobra se subió al capot.

Cuando fue reprendida por el conductor, la reacción fue aún más inusual: se puso a saltar encima del vehículo, siempre con su pequeño en brazos.

Embed
Embed

Al momento de la detención, la mujer comenzó a gritar letras de tango, mientras su bebé era sostenido por una policía. "El que no llora no mama, y el que no afana es un gil", vociferó la letra de Enrique Santos Discepólo y su Cambalache, mientras era examinada.

Luego arremetió contra el personal policial: "Van a caer todos ustedes, manga de truchelis (sic)", para luego agregar que "esto está en contra de la Constitución".

Médicos del SAME confirmaron a Ahora Mar del Plata que el bebé se encuentra en buen estado de salud, mientras que la mujer fue trasladada al hospital Interzonal.

Según informaron las fuentes consultadas, el bebé quedará a resguardo de autoridades municipales mientras se realicen las averiguaciones del rigor.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar