sábado 13 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
PBA

Críticas a Kicillof por la compra de $700 millones en barbijos para escuelas

La oposición rechazó la adquisición de 88 millones de tapabocas que hizo la provincia de Buenos Aires. "No se encuentran argumentos que lo justifique", dijeron.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Lejos de dar algún indicio sobre la posibilidad de eliminar el barbijo obligatorio en las escuelas, la Provincia realizó una licitación para la compra de barbijos por más de $700 millones de pesos ($772.623.360,00, exactamente). Publicada en el Boletín Oficial, la decisión generó un fuerte rechazo de la oposición.

Se trata de una adquisición de 88 millones de barbijos tricapa que el gobierno de Axel Kicillof compró para los colegios del territorio bonaerense. Las empresas que fueron elegidas a través de la licitación son Alfarma SRL, Soluzioni S.A., ARG Color SRL y Euro Swiss S.A.

La resolución (enmarcada en la 808/2022 del Ministerio de Salud) generó polémica y referentes de la oposición plantaron críticas por varios motivos: por un lado, lo consideraron un gasto injustificado en una situación provincial que, entienden, tiene muchas otras prioridades antes que la del barbijo.

barbijo.jpg
Kicillof compró 88 millones de barbijos

Kicillof compró 88 millones de barbijos

Por otro lado, consideran que la situación epidemiológica actual tiende a la eliminación del barbijo. De hecho, son varios los intendentes que le están exigiendo al equipo de Kicillof que aplique el uso optativo del tapabocas en los colegios.

Claudio Frangul, legislador bonaerense por la UCR, expresó: “Mientras otras provincias del país como Mendoza, Tierra del Fuego y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, han eliminado la obligatoriedad del uso de barbijo para los alumnos en edad escolar, Kicillof y su ministro Kreplak siguen tomando medidas basadas en su fundamentalismo militante”.

Además, Frangul entiende que hay otras prioridades en la provincia de Buenos Aires. “Con ese dinero se podrían arreglar escuelas o comprar insumos y material bibliográfico”, manifestó. "No se encuentran argumentos que justifiquen afrontar un gasto de estas proporciones", sostuvo.

Quien se mostró más dura con la compra del elemento sanitario de protección fue Florencia Retamoso, legisladora provincial del PRO. “Sorprende la necesidad imperiosa de continuar con esta medida que amordaza a nuestros chicos y chicas y es llamativa la insistencia, en este contexto, del enorme gasto que pretende hacer el gobernador Kicillof", consideró.

escuela.png
Barbijo en las escuelas

Barbijo en las escuelas

Sin embargo, la adquisición de los tapabocas por parte de la gestión de Kicillof va en línea con su postura frente a la pandemia. Los argumentos que sostienen para mantener el barbijo en los colegios está relacionada a la etapa de frío que comienza en Argentina y durará los próximos meses, y por eso prefieren ser precavidos.

"Hay algunos indicios internaciones que respaldan la medida", dijo hace unos días Alberto Sileoni, director general de Cultura y Educación bonaerense. "Nosotros seguimos con los lineamientos que estableció el Consejo Federal de Salud (COFESA) y nuestro propio ministerio de Salud, que es quien ordena en la provincia las cuestiones sanitarias”, explicó el funcionario.

Lo cierto es que, a pesar de la compra por $700 millones, Sileoni había dicho que si "en unas semanas de frío la pandemia no vuelve a aumentar ahí, por supuesto que se va a poder sacar de las aulas".

Retamoso, por su parte, exigió a las autoridades del Ejecutivo bonaerense “rever su postura de intransigencia y fanatismo, brindando sin número de datos y opiniones calificadas respecto a los efectos negativos de esta imposición para los niños, niñas y adolescentes en su desarrollo cognitivo, su salud integral y su sociabilidad”.

El planteo de los legisladores Frangul y Rematoso va en sintonía con un proyecto ingresado por la senadora Aldana Ahumada, que estuvo acompañado de sus pares Joaquín de la Torre y Alejandro Rabinovich, en el que se solicita la eliminación del uso del barbijo en todos los niveles de las escuelas bonaerenses, dejando a cada alumno la decisión de querer ponérselo o no.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar