martes 11 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
PBA

Kicillof se prepara para resistir el ajuste y sale a dar batalla

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, lucha para que la contracción de la economía a raíz del acuerdo con el FMI impacte lo menos posible en la provincia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El acuerdo con el FMI implicará recortes en distintos sectores de la economía nacional. En ese marco, los líderes políticos intentan hacer fuerza para que esa contracción afecte lo menos posible a sus territorios. Y uno de los que está en esta puja es quien gobierna la provincia más grande del país, con 15 millones y medio de habitantes: Axel Kicillof.

Según indicó el diario La Nación, fuentes cercanas al mandatario kirchnerista manifestaron que "la preocupación central es por el impacto de la quita de subsidios que se aplicarán en las boletas de luz y de gas, presumiblemente a partir de junio. Después de la ciudad de Buenos Aires, el territorio bonaerense será donde más se sentirá el impacto de las subas de tarifas consecuentes".

Kicillof viene manifestándose en el último tiempo acerca de la necesidad imperiosa de no contraer la economía en la provincia de Buenos Aires. La semana pasada, por caso, sostuvo que "en el conurbano y el interior [de la provincia] no da más la situación social".

alberto-fernandez-con-axel-kicillof___OxIlbHZcY_1256x620__1.jpg

Las críticas del ex ministro de Economía, además, se leen en clave política como declaraciones en medio de la fuerte interna que existe en el Frente de Todos, con las posturas del Presidente Alberto Fernández y la de su vice, Cristina Kirchner, claramente definidas y diferenciadas.

“No vamos a permitir que impacte sobre los sectores más vulnerables de la provincia”, dicen desde La Plata, donde la gestión actual de gobierno tiene su sede.

Para las aspiraciones políticas de Kicillof, el impacto del acuerdo con el FMI en el territorio que gobierna es clave. Su objetivo es ir por la reelección sin apelar al desdoblamiento electoral con la Nación.

Pero la quita de subsidios a la luz y el gas no es el único frente que debe atender Axel Kicillof. En Buenos Aires también están agazapados ante la posible reducción de partidas presupuestarias que Nación reparte entre todas las provincias.

boleta

El año pasado, el territorio bonaerense recibió 239.000 millones de pesos por fuera de los envíos automáticos que gira el Gobierno nacional (un tercio del total de transferencias).

“Estamos preparándonos para enfrentar cualquier intento por reducir los giros a la provincia, porque eso implicaría afectar aún más a sectores de la población que hoy ya están sufriendo”, dijo a La Nación un importante funcionario bonaerense.

“Los muchachos del FMI no sé si el español lo dominan, pero en la provincia no puede haber ajuste, lo tienen que entender”, dijo Axel Kicillof hace unos días. “En el conurbano y el interior no da más la situación social”, añadió.

Las críticas públicas al acuerdo con el FMI y, últimamente también al gobierno nacional en forma directa, se dan, según afirman cerca del gobernador, después de haber fracasado en los intentos de incidir sobre las propuestas del Presidente.

En vistas a la reelección en la provincia, Kicillof tiene un competidor interno y se trata de Martín Insaurralde, su jefe de Gabinete, quien alienta el desdoblamiento y asegura tener el aval de Máximo. El tironeo de poder entre ambos se admite en reserva en los despachos de La Plata. Los dos miran expectantes la posible contracción de la economía bonaerense.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar