miércoles 12 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
POLÍTICA

La Semana Social tuvo su apertura con fuertes presencias y reclamo de consensos para políticas de Estado

El tradicional encuentro que se desarrolla en Mar del Plata tuvo presencia de ministros, funcionarios provinciales, legisladores, dirigente gremiales y representantes de organizaciones sociales. Se desarrollará hasta el próximo domingo en el hotel 13 de Julio.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En ese panel que abrió estas tres jornadas de trabajo, en salones del hotel 13 de Julio, estuvieron Monseñor Jorge Lugones, presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social (CEPAS); monseñor Oscar Ojea, titular de la Confederación Episcopal Argentina (CEA); el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario; el intendente local, Guillermo Montenegro, y el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre.

No va a ser posible sin un acuerdo”, resaltó el propio “Wado” de Pedro, y puso como ejemplo la posibilidad de programar 1500 obras a partir del diálogo con los gobernadores, más allá de su pertenencia política. “Las harán en este gobierno o el que viene”, dijo.

“Se habló de esfuerzo colectivo, se habló de pacto social y faltaría de la gobernabilidad, porque si no no se puede”, acotó Lugones, en un primer resumen de este panel en el que hubo voces de ambas coaliciones mayoritarias, con de Pedro y Magario por Unión por la Patria y Montenegro por Juntos.

Durante esta Semana Social, que tiene como eje de debate los 40 años de democracia y la primera década de monseñor Jorge Bergoglio como Papa se debatirán temas como las deudas de la democracia en aspectos económicos, laborales, de justicia y educación, entre otras cuestiones.

Monseñor Ojea dejó también una visión crítica de la situación social y las responsabilidades de quienes deben tomar decisiones hacia un cambio. “Tampoco hemos logrado en estos años la paz social”, criticó y dijo que “la tentación de la violencia se va adueñando del corazón y de las palabras. Y luego pasa a la acción”.

Los distintos participantes coincidieron en la necesidad de acordar políticas de Estado que trasciendas los mandatos de un gobierno. Se habló en particular de la economía y la problemática social que se vive, con sus consecuencias, tanto con la pobreza como su costado más oscuro, como es la delincuencia, la violencia y las drogas. “Hemos estado ausentes”, dijo Ojea sobre el consumo de sustancias y sus derivaciones.

“Hay que salir a la calle, ir a los barrios, escuchar a los vecinos”, reclamó Montenegro y desde lo personal aseguró: “No me quedo detrás del escritorio”, dijo para resaltar que “escuchar implica empatía”.

Magario fue la que refirió a la necesidad de un pacto social que achique la brecha puertas adentro de cada comunidad. “Hay que romper las inequidades, asimetrías y terminar de una buena vez a cuestiones que ahogan a nuestra sociedad y generan una brecha de desigualdad que es necesario romperlas”, puntualizó la vicegobernadora.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar