El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, analiza desplegar miles de soldados, junto a buques de guerra y aviones en países aliados de la zona del Este de Europa y los países bálticos. El posible movimiento militar se debe a la creciente crisis en Ucrania, luego de que Rusia concentrara decenas de miles de tropas. La posibilidad del despliegue estadounidense fue publicada por el popular diario neoyorquino The New York Times.

Según el diario, la decisión de Biden puede resultar un giro importante en su política con respecto a Rusia, en la que asegura que mantiene la contención frente al temor de una invasión rusa a Ucrania.

El Times continúa explicando que el abandono de la política de evitar la confrontación con el gobierno de Moscú puede atribuirse al escaso progreso en las conversaciones diplomáticas y el aumento de las acciones de intimidación del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

image.png

El pasado sábado hubo una reunión en la residencia presidencial de Camp David, en la que los máximos cargos del Pentágono ofrecieron las alternativas militares, incluyendo la aproximación de efectivos al territorio de Rusia. El famoso diario señaló, con información de fuentes gubernamentales, que las autoridades del Pentágono cifraron entre 1.000 y 5.000 los soldados a movilizar en países del Este europeo.

Además, aseguran que también se maniobra la idea de aumentar el número de tropas ante un posible empeoramiento de la situación.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo este domingo que el país norteamericano podría implementar una respuesta "ágil y severa" en caso de que "una sola fuerza adicional rusa" entre en territorio ucraniano agresivamente.

“Si una sola fuerza adicional rusa entra en Ucrania de forma agresiva, se producirá una respuesta ágil, severa y unida por parte de Estados Unidos y de Europa”, indicó el jefe de la diplomacia estadounidense en una entrevista con el canal CNN.

Las palabras de Blinken se producen después de que el jueves el propio Biden tuviese que aclarar que cualquier tipo de incursión rusa en territorio ucraniano será considerada “una invasión”, tras la confusión que había generado anteriormente al insinuar que Washington matizaría las consecuencias ante una ocupación de menor escala.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate