Por el cepo están trabadas la mayoría de las operaciones inmobiliarias, y por eso las cámaras del sector se reunirán con funcionarios del Ministerio de Hacienda.

Buscarán así terminar de definir las alternativas para que las personas que quieran adquirir una propiedad puedan acceder a los dólares necesarios sin restricciones, a pesar de las medidas de control de cambio que entraron en vigencia la semana pasada y que pusieron un tope de USD 10.000 mensuales.

Se prevé que el 2019 termine con los peores números de la historia para el negocio inmobiliario, según los datos del Colegio de Escribanos de la ciudad de Buenos Aires. En el estudio estiman que durante este año el mercado estará por debajo de las 30.000 operaciones, una cifra menor a la registrada en 2001 y en los años del cepo cambiario.

Desde el BCRA ya les anticiparon a las cámaras que la prioridad será destrabar inmediatamente la compra de dólares por encima del tope mensual para los casos de los créditos hipotecarios ya adjudicados y listos para escriturar, según publicó Infobae. Y que luego se implementará un mecanismo de acceso para las compras de primera vivienda o viviendas familiares, menores a 220.000 UVA, unos USD 146.000.

Comentá y expresate