Como hace 39 años, Pepe Suárez atiende el teléfono del restaurant “Amigos”. Pero esta vez no es para reservar ninguna mesa. Con una voz que denota resignación, el dueño del tradicional local gastronómico de la ciudad anuncia el cierre de su negocio. “No viene gente”, le confiesa con dolor a Ahora Mar del Plata.

“Amigos de Pepe Suárez”, ubicado en Garay 2280, era un clásico restaurant elegido por marplatenses y turistas. También por personalidades del espectáculo, del periodismo y del deporte, desde Marcelo Tinelli hasta Diego Maradona. Este lunes 1 de abril cerró sus puertas, acorralado por la crisis económica. “Fuimos achicando como pudimos. En los últimos meses se hizo un arreglo con el personal. Se le daba lo que se recaudaba para que se repartan entre ellos”.

Pepe Suárez recordó con nostalgia las épocas buenas del restaurant. “Yo llegué a tener 25 empleados en el verano del 2016, durante la temporada. Y para el año quedaban 15 o 16”. Como contrapartida, aseguró que “el declive empezó en diciembre del año pasado. Ahí pensé en hacer la temporada con entusiasmo, pero con el entusiasmo no alcanza”.

“Nosotros achicamos personal, fuimos achicando y terminamos con 6 o 7 personas, cuando el año pasado teníamos 12 o 14. No se les puede pagar, no hay gente en la semana. Y los fines de semana no son los de antes”, explicó Pepe. Consultado por las consecuencias que generó el tarifazo en el local, Suárez dejó en claro que “el nuestro es uno de los locales más baratos de este tipo de restaurante. La crisis no fue por las tarifas, fue porque no venía gente”, agregó.

“ESTA CRISIS ES PEOR QUE LA DEL 2001”

Con tantos años en gastronomía, Pepe Suárez supo sostenerse en distintas crisis del país. Inclusive en el 2001. “Esta es la peor crisis. El 2001 fue tétrico, pero yo tenía un local en Figueroa Alcorta y Elcano, en el Puerto. Ahí llegué a meter 30 mil personas en la temporada. En la última no llegamos a 3 mil…”, contó.

Amigos Pepe Suárez.jpg

Mientras atraviesa con dolor la decisión de cerrar el restaurant, Pepe Suárez convive con la incertidumbre. ““Desde el mes pasado que vengo procesando esto. Intentamos ver si se podía salir pero el mes fue malo. Ahora tendré que buscar algún restaurant para hacer una sociedad. Yo voy a seguir haciendo mi vida de gastronómico. No sé a dónde ni cómo. Pero esto ya está cerrado”, concluyó.

Comentá y expresate