Otro negocio con historia en Mar del Plata se vio arrasado por la crisis económica. Ahora le tocó a la ferretería “La casa del que construye”, un negocio con 33 años en la ciudad, ubicado en Fortunato de la Plaza al 7.000, en pleno corazón del barrio El Martillo. Sus dueños decidieron cerrar y rematarán todo este sábado a las 14.

Tras sortear la crisis del 2001, sus dueños no pudieron soportar la devastadora caída en las ventas que se inició hace 3 años. “A mediados del 2016 la actividad empieza a caerse estrepitosamente. Uno le sigue poniendo entusiasmo al trabajo, pero fue cada vez peor. Este es un negocio de barrio, donde la gente es trabajadora y se basa en el ingreso, en el salario. No hay venta y por eso cerramos”, explicó Jorge Cisneros, dueño del negocio, en diálogo con Telediario. “Los gastos son muy altos. Aumentaron los alquileres, los servicios y las cargas sociales. Para un comerciante es imposible sostenerlo”, agregó.

“La casa del que construye” se instaló en abril de 1986. “El sueño era ayudar a la gente del barrio a construir y ese sueño se cumplió. Este barrio era todo campo. En realidad, ayudamos al barrio y el barrio nos ayudó a nosotros”, contó Cisneros.

Cisneros remarcó lo difícil que le resultó tomar la decisión de cerrar el negocio. “Va pasando el tiempo y uno ve que no puede y la cabeza empieza a pensar en otras opciones. Si bien este negocio muere, porque los negocios también mueren, nosotros vamos a seguir viviendo. Tenemos que dedicarnos a otras cosas. Es un fin de ciclo. Es el fin de este negocio, de este sueño. La gente viene, nos apoya, pero es imposible sostenerlo”, señaló.

Antes de dejar el negocio, sus dueños rematarán el stock este sábado a las 14. “Va a ser por lotes. No nos podemos llevar nada, así que va al mejor postor. Tenemos fe en poder recuperar unos fondos para poder cubrir gastos que han quedado y poder irnos bien, como corresponde”, concluyó Cisneros.

Comentá y expresate