El desgarro de Luciano Tantos trastocó los planes de Quilmes. El base sufrió una lesión muscular en los isquiotibiales que demandaría más 21 días, por lo que el entrenador Javier Bianchelli se vio obligado a pensar en un conductor extranjero más que en el ala pivote que pretendía originalmente.

En las próximas horas, Tantos se realizará nuevos estudios para ver cómo evoluciona el desgarro de 4,7 milímetros que lo obligó a abandonar prematuramente el partido del último miércoles ante Libertad de Sunchales. “Es un desgarro feo. Si le demanda un tiempo más, el técnico nos pidió un ‘1-2’ con gol”, le dijo el directivo Marcelo Jiménez a Ahora Mar del Plata.

Jiménez señaló que los bases extranjeros que están en carpeta no tienen pasado en la Liga Nacional. “Han jugado en Uruguay o en Chile, pero no en Argentina”, aseguró. “La idea sería que ese jugador venga por un mes y luego retomar el formato original del plantel. Aunque si el equipo se acomoda, podría quedarse”, agregó.

Quilmes jugará este jueves el clásico ante Peñarol en el Polideportivo. Según Jiménez, el nuevo extranjero no llegará para ese partido. “Falta muy poco para el clásico y se hace difícil sumar un jugador antes del jueves”, explicó.

Luego del duelo ante Peñaro, el “Cervecero” jugará tres partidos más en Mar del Plata. El miércoles 23 ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia, el sábado 26 frente a San Lorenzo y el martes 29 ante Hispano Americano.

Comentá y expresate