Un verdadero éxito fueron las playas públicas que la Provincia estableció en la zona norte de Mar del Plata: más de 420 mil marplatenses y turistas disfrutaron del mar y la arena, y tanto ese como otros detalles del balance serán presentados este jueves ante el gabinete de María Eugenia Vidal.

El encargado de hacerlo será el secretario general de la Gobernación, Fabián Perechodnik, quien además dejará en claro que la experiencia podría repetirse el próximo verano. Sin embargo, y como ocurre también en otros ámbitos, la instalación de los paradores en el espacio público también causaron controversia entre la Provincia y el municipio.

Es que por la playa del Museo Mar, durante 57 días, se les dio servicio de sombrillas a 171.324 personas y a 155.991 en el sector público. En total, 325.615 marplatenses y turistas pasaron por ahí. En tanto, el público que pasó por la playa de Constitución fue de 99.253 personas.

Eso hizo que los funcionarios de la gestión de Arroyo buscaran que los paradores permanecieran instalados durante todo marzo y hasta Semana Santa. Pero desde la Provincia exigieron que fuera la comuna la que se hiciera cargo del mantenimiento de ambos sitios y la prevención de accidentes.

Y como el municipio no tiene los recursos humanos para hacerlo, las playas fueron desmontadas. "Todos los días había una persona de mañana y otra de tarde para mantener la escalera y ayudar a bajar a la gente para prevenir accidentes, y en marzo no iba a quedar nadie porque el municipio no se iba a hacer cargo, entonces se levantaron las playas", explicó una fuente de la Gobernación consultada por Ahora Mar del Plata.

playa publica provincia 2018 1.jpg

Las playas públicas formaron parte del programa Mar del Plata te hace Feliz impulsado por el gobierno bonaerense. La del Museo contó con 500 sombrillas y espacio libre para 800 lonas, lo que determinaba una capacidad para alrededor de 2.800 personas. Además, tenía duchas exteriores, baños, lockers con cargadores de celular, cobertura de wi-fi y puestos de bebidas y agua caliente para mate.

Por su parte, Playa Constitución, estuvo destinada a actividades deportivas y recreativas, ofreció un escenario para espectáculos, un sector para adultos con mesas a la sombra, otro sector para niños con juegos didácticos y un pelotero inflable, un puesto de atención médica, canchas de fútbol de arena, fútbol tenis y vóley, e internet.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate