Pasaron 24 horas de la derrota de Alvarado en Río Cuarto y, pese a la bronca, Rodrigo Depetris se muestra reflexivo. Al igual que todos sus compañeros, piensa que el árbitro Lucas Novelli Sanz perjudicó al equipo marplatense. Y no sólo por la insólita falta cobrada a tres minutos del final y que derivó en el gol del triunfo de Estudiantes. “No podés marcar una jugada puntual, sino que hay que mirar cómo se fue desarrollando el partido durante los 90 minutos. Por momentos no nos dejaban pasar tres cuartos de cancha”, le dijo a Ahora Mar del Plata.

La situación que vivió Alvarado en Río Cuarto se potenció por el antecedente de la primera fecha del Pentagonal Final del Federal A cuando, ante el mismo rival, Defensores de Villa Ramallo sufrió la expulsión de tres jugadores y el cobro de un penal en contra en el último minuto. Desde ese momento, Estudiantes de Río Cuarto quedó bajo la lupa de las suspicacias.

Embed

-Todo el plantel expresó su indignación por el arbitraje…

-Estamos dolidos con lo que nos pasó. Creo que hemos hecho un gran partido y nos quedamos con esa sensación de impotencia, de ira, por situaciones que pasan adentro de la cancha y no notamos que hayan sido futbolísticas. Eso es lo que más duele y hace que sea difícil sacarse el partido de la cabeza.

-Más allá del cobro del tiro libre que derivó en el segundo gol de Estudiantes, ¿ustedes notaban que estaban siendo perjudicados?

-Sí. No es puntualizar en una jugada, como pasó en el partido entre Estudiantes y Defensores de Villa Ramallo. Ahí podés puntualizar en la jugada del penal, por ejemplo. Pero con nosotros fue distinto. No podes marcar una jugada puntual, sino que hay que mirar cómo se fue desarrollando el partido durante los 90 minutos. Por momentos no nos dejaban pasar tres cuartos de cancha. Tuvimos una contra que terminó en un offside que no era, en otra jugada hubo un cabezazo de Diego Herner que se la bajó a un compañero y le cobraron falta adentro del área rival... Cuando nos aproximábamos al área, cobraban para el otro lado. Y allá te meten en tu arco con pelota parada, porque los ataques de ellos fueron todos por esa vía. Es su fuerte y nuestro punto débil. Te cobran 70 pelotas paradas en contra y a los 15 minutos del primer tiempo teníamos a toda la defensa a amonestada…

Alvarado.jpg
Foto: Juan Mathias (Archivo).
Foto: Juan Mathias (Archivo).

-Al momento de afrontar el partido, ¿intentaron olvidarse del antecedente inmediato de Estudiantes?

-Nosotros íbamos con la idea de plantear el partido como lo hicimos, de olvidarnos de lo que había pasado en el partido anterior de ellos y del arbitraje. Estábamos tranquilos, porque pensábamos que los ojos iban a estar puestos sobre las cuestiones arbitrales, pero no fue así. No pudimos traernos lo que merecíamos.

-Gaspar Gentile contó que el árbitro le dijo que el asistente no iba a levantar la bandera en los ataques de Estudiantes, ¿a vos te dijo algo?

-Yo no lo escuché pero los chicos dicen eso y yo no voy a poner en duda lo que un compañero dice. Si ellos dicen eso, es porque fue así. Yo los conozco y sé con el dolor con el que lo cuentan.

-Luego de lo que pasó en estas primeras dos fechas, ¿mantienen la ilusión del ascenso en el Pentagonal?

-Nosotros a la ilusión la seguimos teniendo. Interiormente tenemos la fe intacta. Eso es lo que tiene el jugador. Pero hay cosas que uno no puede entender y tampoco puede explicar, porque no hay pruebas y queda todo en el aire. Pero son evidencias claras que desvirtúan el juego y lo que uno más le gusta, que es ganar de forma leal, como siempre lo intentamos hacer nosotros. En la interna del grupo, todos decíamos que no nos interesaría que nos beneficien así. Y también lo hablábamos con rivales. Preferimos ganar o perder de manera leal. Más allá de eso, sabemos que tenemos que ganar el próximo partido y esperar otros resultados. Tenemos la ilusión de ganar el Pentagonal y si no buscaremos el ascenso en la otra instancia.

Comentá y expresate