Mientras se dilatan el desembolso de USD 5.400 millones por parte del FMI, el Gobierno nacional utilizó parte de los dólares que el organismo le había prestado al comienzo del acuerdo y que estaban inmovilizados en la cuenta que el Tesoro tiene en el Banco Central. Esos dólares estaban destinados al fortalecimiento de las reservas.

Así lo confirmaron desde el Palacio de Hacienda, quienes precisaron que desde el viernes se viene pagando deuda con parte de los USD 7.200 millones que tenían una finalidad de uso “precautorio", pero que ante la demora del desembolso que surgiría de la quinta revisión del acuerdo, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y su equipo, le informaron al Fondo que apelarían a esos recursos. El organismo multilateral de crédito dio el visto bueno desde Washington.

Según publicó Infobae, se pagó deuda en pesos (Lecap e intrasector público, con el Banco Nación) y en dólares, entre Letes, bono PAR, deuda con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF). En total, se pagaron USD 1.926 millones, por lo que quedan ahora de ese préstamo del Fondo USD 5.274 millones, que serán utilizados para pagar vencimientos hasta fin de año.

Los USD 7.200 millones representaron la mitad del primer desembolso del acuerdo con el FMI, el más grande, que llegó al país a mediados del año pasado y fueron directo a la cuenta del Tesoro en el BCRA.

“Son fondos del Tesoro y se decidió usarlos, tras conversarlo con los funcionarios del FMI en Nueva York y Washington y ante la demora de la quinta revisión del acuerdo y del desembolso previsto. No estamos violando el acuerdo. No se necesita autorización, aunque el Fondo estaba avisado”, dijeron en Hacienda.

Lacunza y equipo viajará a la capital norteamericana la semana del 14 de octubre para continuar con los contactos con los funcionarios del organismo. Según acordaron días atrás, volverán a verse con el representante para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, y con el jefe de la misión argentina, Roberto Cardarelli, con el objetivo de seguir discutiendo acerca de las políticas aplicadas y el seguimiento del acuerdo.

Si bien en Hacienda admiten que el objetivo no será destrabar el desembolso, que saben que no llegará antes de las elecciones –y probablemente tampoco hasta fin de año–, igualmente se harán los encuentros, aprovechando además que esa semana se realizan las reuniones anuales del organismo.

Comentá y expresate