Los amantes del chocolate hoy están de fiesta. Es que este 13 de septiembre se celebra el Día Internacional del Chocolate, una fecha inaugurada en 1995 y que significó incluir en el calendario una golosina que, con el tiempo, se volvería una de las más consumidas alrededor del mundo.

La festividad surgió en Francia en 1995 en homenaje al nacimiento del escritor británico Roald Dahl, en 1916, autor de “Charlie y la Fábrica de Chocolate”, novela que Tim Burton llevó al cine con Johnny Depp como protagonista. Rápidamente obtuvo el consentimiento de Estados Unidos, dado que también ese día, pero de 1857, nació Milton S. Hershey, fundador y dueño de “The Hershey Chocolate Company”, una de las empresas más grandes dedicadas a la producción chocolatera.

Para la Academia del Chocolate y la Confitería, con sede en Francia, la fecha debería ser el 7 de julio, en referencia a la llegada del cacao desde América a Europa en 1550. Fueron los pobladores originarios de la región de Amazonia quienes descubrieron cómo procesar los granos de cacao, hace más de 3.000 años. Los mayas lo cultivaban y los aztecas fueron perfeccionando el proceso que les permitía obtener una bebida aromática muy valorada.

chocolate.jpg

Una de las cualidades nutritivas más importante del cacao es la presencia de antioxidantes. Ese aporte complementa el que hacen otros alimentos, como las frutas y los vegetales. La actividad antioxidante genera diversos beneficios para la salud cardiovascular, al igual que los ácidos grasos del tipo Omega 9, que se encuentran en la manteca de cacao.

Por su composición, el chocolate es un alimento energético que aporta grasas y carbohidratos, dos fuentes que pueden ser una buena opción en la dieta de deportistas o personas que necesitan una fuente de energía extra. Del total de la fibra aportada, el 20% es soluble y el 80% insoluble.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate