Después de casi dos meses, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal volvieron a compartir un acto público y en este caso de campaña, con la inauguración del Metrobús en la localidad de Florencio Varela.

Desde que se los había visto juntos en una actividad pasaron 53 días y además las PASO, que a uno y otro les dejaron un escenario más que difícil hacia los comicios generales del próximo 27 de octubre. Ella es quien tiene el desafío más difícil porque debe remontar casi 18 puntos que le sacó Axel Kicillof y no tiene la chance del ballotage que sí ofrece la elección presidencial.

"Ahora que hicimos lo urgente podemos hacer lo importante: crecer, desarrollarnos, generar trabajo y que cada uno pueda cumplir su sueño", aseguró la mandataria provincia, en tanto el jefe de Estado se alineó con una frase que ella repite hacia las elecciones del 27 de octubre y la adaptó a su desafío personal de luchar por la reelección: "Yo tampoco me rindo", dijo.

"Trabajamos con Mauricio sobre lo que era más urgente, aquello que no podía esperar", resaltó

Destacó la gobernadora el trabajo conjunto con Macri en estos cuatro años. "Trabajamos con Mauricio sobre lo que era más urgente, aquello que no podía esperar", resaltó. Enumeró entonces que "el SAME no podía esperar; no podían esperar las guardias de los hospitales ni la seguridad; no podía esperar sacar a los narcos cerca de nuestros hijos, todo eso era urgente". "Ahora viene lo importante", insitió.

"Tengo toda la energía y todas las ganas de que sigamos juntos construyendo la Argentina que nos merecemos", remarcó Macri, que hasta se animó a alentar un canto de apoyo a la gobernadora Vidal de cara a los próximos comicios.

"Tengo toda la energía y todas las ganas de que sigamos juntos construyendo la Argentina que nos merecemos", remarcó Macri

Durante su discurso dijo que es momento de "darle a la gente las herramientas que necesita para crecer, para progresar a partir de su trabajo, de su talento" y alentó a trabajar por "una Argentina sin atajos, sin mentiras, sin comportamientos mafiosos, sin que nadie se quiera apropiar de nuestro trabajo",.

"Necesito que cada uno de ustedes crea, que no se resigne, que no se resigne nunca más y que sigamos construyendo porque podemos, claro que podemos, sí se puede, sí se puede", dijo.

Embed

Entre Vidal y Macri, y mucho más entre los colaboradores de una y el oto, algo se rompió y mucho tras las PASO. en la provincia sentían que tenían mejores chances con una elección desdoblada. En las primarias sucedió lo que preveían: el presidente y los problemas del país pesaron fuerte sobre el proyecto de reelección de la gobernadora.

El máximo mandatario estuvo en Mar del Plata el pasado sábado para inaugurar obras en el Aeropuerto Ástor Piazzolla. Es habitual verla a Vidal sola por aquí, pero no al Presidente sin la gobernadora. Se leyó como claro indicio de que la relación entre ambos no transcurre por los mejores momentos.

Aun así Vidal entendió que frente a lo que queda por delante tampoco debe desprenderse por completo de Macri. En este sentido podría compartir algún acto más con él durante el próximo mes e incluso estar al lado del Presidente en alguna de las concentraciones que anunció en distintos puntos del país bajo la consigna "Sí se puede".

Comentá y expresate