Este jueves se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down, tal como lo designó la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esta iniciativa busca fomentar la conciencia pública y también recordar la dignidad y las valiosas contribuciones que las personas con este síndrome hacen a la sociedad.

Otro objetivo de este día es resaltar la importancia de su autonomía e independencia, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.

El síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud.

El acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona.

El síndrome de Down, descubierto en 1959, se calcula que afecta a uno de cada 733 bebés.

¿Qué es el síndrome de Down?

El síndrome de Down es una alteración genética que se produce por la presencia de un cromosoma extra (el cromosoma es la estructura que contiene el ADN) o una parte de él.

Las células del cuerpo humano tienen 46 cromosomas distribuidos en 23 pares. Uno de estos pares determina el sexo del individuo, los otros 22 se numeran del 1 al 22 en función de su tamaño decreciente. Las personas con síndrome de Down tienen tres cromosomas en el par 21 en lugar de los dos que existen habitualmente; por ello, este síndrome también se conoce como trisomía 21.

El síndrome de Down no es una enfermedad. El efecto que la presencia de esta alteración produce en cada persona es muy variable. Lo que sí podemos afirmar es que una persona con síndrome de Down tendrá algún grado de discapacidad intelectual y mostrará algunas características típicas de este síndrome.

Las personas con síndrome de Down muestran algunas características comunes pero cada individuo es singular, con una apariencia, personalidad y habilidades únicas.

En diciembre del año 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el Día Mundial del Síndrome para ser celebrado el día 21 de marzo. La fecha 21 de marzo (21/3), es un símbolo que recuerda la triplicación del cromosoma 21, llamado Síndrome de Down.

Fuente: La Nación

Comentá y expresate