La convocatoria del gobernador Axel Kicillof en Chascomús para anunciar asistencia a sectores del turismo y la cultura de la provincia de Buenos Aires, afectados sobre manera durante esta pandemia, no dejó a todos satisfechos.

Solo uno de los 135 municipios bonaerenses quedó marginado de estos 300 millones de pesos que se distribuirán a través de las administraciones locales en busca de paliar las urgencia de operadores privados de estos rubros, que llevan seis meses inactivos.

Hay un municipio que no va a estar en condiciones de recibir los fondos por haberse apartado de las normativas sanitarias dispuestas por la provincia. Es el municipio de Tandil", afirmó allí el ministro de Producción, Augusto Costa, que acompañó al mandatario bonaerense en este acto al que asistió una docena de intendentes, entre ellos el de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro.

El funcionario destacó que de todas maneras hay contactos con autoridades de Tandil y que desde la administración provincial seguirán “ trabajando con los sectores del turismo y la cultura para generar políticas de apoyo y asistencia".

Esta postura responde al giro que decidió el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, cuando resolvió hace poco más de dos semanas implementar un sistema de flexibilización de actividades que se aparta del de fases que rige al conjunto de la provincia de Buenos Aires.

En aquel momento argumentó que preferían este mecanismo para resolver en cercanía las necesidades de cada sector de la comunidad local, entendiendo que desde La Plata, sede del gobierno bonaerense, se medía la situación como si el interior tuviera parámetros similares a los del más complejo conurbano bonaerense.

Este cambio en Tandil coincidió con un incremento en los casos positivos de coronavirus en ese distrito, por lo que el intendente resolvió llevar la dinámica local a lo que llama “luz roja” en su particular esquema: implica cierre de mayoría de actividades, tanto comerciales como recreativas, hasta tanto merme el ritmo de contagios.

Embed

La decisión del gobierno provincial disparó críticas desde le arco opositor, en particular del radicalismo, fuerza en la que milita Lunghi. El titular nacional de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, dijo que "Manejar los recursos con discrecionalidad es marca registrada del kirchnerismo" y acusó al gobernador bonaerense de “utilizar plata ajena para adoctrinar”.

Embed

También el legislador marplatense Maximiliano Abad fue muy crítico de lo resuelto por la administración provincial y desde Twitter manifestó que "excluir a la ciudad de Tandil del reparto del “Fondo de Reactivación para la Cultura y el Turismo” es una medida autoritaria y caprichosa en contra de los tandilenses".

Comentá y expresate