La anhelada reapertura dejó buenas sensaciones en los comerciantes minoristas de bienes no esenciales en Mar del Plata. Tras el primer día de trabajo, luego de la habilitación por decreto del intendente Guillermo Montenegro, desde la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) señalaron que el balance de la jornada fue “positivo” y que “el marplatense entendió el mensaje”.

"Fue totalmente positivo. Da tranquilidad espiritual y otro ánimo, porque el comerciante venía muy caído", explicó Alejandro Lamacchia, prosecretario de Ucip, en diálogo con Ahora Mar del Plata.

“La recorrida que se hizo estuvo muy bien, el comportamiento de la gente fue muy adecuado, todo el mundo cumplió los protocolos y el clima ayudó a que no se desbordara. Creo que el marplatense entendió el mensaje y estas 72 horas van a transcurrir de esta manera”, agregó. Es que los comerciantes esperan la autorización definitiva del gobierno nacional, luego la habilitación parcial del intendente.

"No fue el desborde de la prueba piloto. Mucha gente salió por algún tema puntual, pero fue por estricta necesidad. Todavía no hemos hecho un registro de las ventas, pero nos dedicamos a ver el tema del movimiento de gente, del cumplimiento de los protocolos y de los controles. Creemos que ha sido adecuado y el tiempo ayudó mucho", destacó Lamacchia.

Sobre el alivio que representó la reapertura para los comerciantes, Lamacchia sostuvo que "era una necesidad que tenía el comercio minorista. La gente hacía mucho tiempo que estaba en su casa sin facturar... por más que saben que no van a tener grandes ventas, la posibilidad de poder generar algo de dinero para poder cubrir los gastos siempre es apropiado”.

Comentá y expresate