La extensa crisis que atraviesa la empresa Postres Balcarce se agravó en los últimos días. Desde el Sindicato de Empleados de Comercio señalaron que no sólo se mantiene el atraso en el pago de sueldos y deudas con los trabajadores, sino que denunciaron "persecución" a los empleados y un "vaciamiento" de los locales.

"Hay faltante de mercadería y vemos una actitud tendiente a dar de baja los locales", expresó Darío Zunda, del Sindicato de Empleados de Comercio.

“La situación de la empresa Postres Balcarce, por lo menos en los casos de los trabajadores empleados de comercio, se ha agravado en el último tiempo. Nuevamente la empresa ha incurrido en faltas graves, ya que no cumple lo firmado en el Ministerio de Trabajo para cancelar las deudas de sus trabajadores. Habíamos arribado a un acuerdo para que se pueda trabajar la temporada sin conflicto, cancelando los sueldos en tres semanas del mes, con un determinado monto, y al mismo tiempo un segundo depósito semanal en términos de cancelación de deudas salariales No están cumpliendo con la cancelación, los sueldos los van pagando en forma escalonada pero los pagan. Ahí hay un incumplimiento que sería aceptable en términos de una relación fructífera, pero el propietario y los contadores de la empresa han tomado una actitud hostil hacia la organización sindical de los empleados de comercio y fundamentalmente hacia los trabajadores”, explicó Zunda.

Sobre los incumplimientos de la empresa, Zunda indicó que “ese segundo día de pago se concretó una vez y después no se pagó más, con lo cual la deuda en concepto de paritarias y aumentos salariales lleva un año de atraso. El monto supera los 100 mil pesos. Al mismo tiempo, hemos tenido que reclamar judicialmente las cuestiones de aportes porque no los hacen. Le descuentan a los trabajadores el dinero que debe ir a la obra social o a la organización sindical y no lo cumplen”.

“Están dando de baja a trabajadores que son eventuales, cuando hay una falta grave porque hay trabajadores que hace más de dos años que están en empresa y que ya viene trabajando todo el año. Hay una reducción clara de los puestos de trabajo y un vaciamiento de los locales, porque hay faltante de mercadería que impide que el comercio se desarrolle. Vemos una actitud tendiente a dar de baja los locales”, sostuvo Zunda.

Asimismo, Zunda informó que a la empresa “no les están renovando los contratos de alquileres porque no son buenos pagadores. Este señor (Mario) Zanabria, propietario de la empresa, la está llevando hacia un lugar peligroso, producto de que no toma una decisión, si va a ser una empresa comercial que produce alfajores o si está provocando un vaciamiento de los locales para luego provocar un vaciamiento de la fábrica para terminar yéndose de Mar del Plata. Ojalá que este tipo de cosas no sucedan, pero nosotros estamos en estado de alerta”.

“Al mismo tiempo estamos recibiendo agresiones sindicales y políticas por parte de la empresa: suspender a la delegada gremial, atacar a trabajadores que, con una normalidad de todos los meses, necesitan el dinero para poder pagar sus cuentas. Han empezado a negar sistemáticamente adelantos de sueldos para ir cubriendo las necesidades. Hay gente que, con los sueldos en cuotas, si no le cancelan las deudas, no puede sobrevivir. Hay un feroz e inentendible ataque hacia los empleados de comercio”, dijo Zunda.

En un comunicado, el referente del sindicato lamentó “la nefasta actitud de esta gente. Es una empresa de nombre emblemático en manos de empresarios de la especulación, que se dedican a perseguir trabajadores, que tienen deudas millonarias que no pagan. Estamos ante un conflicto grave”

“Creemos que los locales que están abiertos también van a terminar cerrando, porque están provocando un vaciamiento. No descartamos medidas de acción en ningún momento ni en ningún lugar, porque hay que denunciar públicamente estas actitudes reprochables. Pedimos la intervención de los ministerios, creemos que se va a transformar en una empresa inviable, . Queremos que nuestra gente cobre todo lo que se le debe, y si no los quieren más como empleados, que paguen como corresponde las indemnizaciones por despido en una situación de crisis”, concluyó Zunda.

Comentá y expresate