El ex ministro de Economía de la Nación Alfonso Prat Gay descartó que el gobierno esté fomentando una baja del dólar y se mostró preocupado por las consecuencias que puedan derivar de este atraso cambiarioya que entiende que la moneda norteamericana “no tiene un piso” definido en el mercado de cambios local.

Apenas aceptó que esta tendencia a la baja pueda estar relacionada con este período electoral. Pero se ocupó de avisar a las autoridades que “tienen que haber aprendido que no es bueno que baje tanto o no siga a la inflación”. Les recordó que un situación similar disparó la crisis económica del año pasado.

El dólar tuvo una semana de caída constante. Con algunos leves repuntes cerró el viernes en 43,10 pesos en bancos y agencias porteñas, lo que representa una baja del 1,4%, según el relevamiento que realiza periódicamente el diario Ámbito.

Prat Gay dijo que al firmar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional se debió haber fijado una banda de flotación más estrecha “para evitar la volatilidad”, condición con la que por estos días el país tendría un valor de dólar algo más alto.

“Fue uno de los errores del programa original, pero el Gobierno fue desesperado al Fondo y perdió esa pulseada”, afirmó en declaraciones a radio Mitre.

Si bien en el mercado minorista estas situaciones generan alivio, el economista consideró que “generan confusión” hacia el exterior porque “no entienden cómo se escapa para arriba y para abajo”.

“Da la impresión que la economía dejó de caer y encontró su piso, pero hay que ver cómo sigue la película, porque es difícil entusiasmarse con los datos del consumo, explicó. A su criterio, los 2,5 puntos de inflación previstos para la próxima medición siguen siendo mala noticia, por más que se mantenga la tendencia a la baja.

y que una tasa de inflación de 2,5% como se espera en las próximas mediciones “no es buena noticia, sigue siendo muy alta”.

Lamentó aquí que el país pueda alcanzar acuerdos con el Fondo Monetario Nacional, ahora a través del Mercosur con la Unión Europea, “pero no con la oposición2. Eso genera desconfianza afuera es que los dirigentes argentinos nunca se ponen de acuerdo”, resaltó.

Comentá y expresate