Muchos de ellos son de consumo frecuente, los encontramos en góndolas de supermercado, dietéticas y en ocasiones hasta en verdulerías, hemos escuchado mucho acerca de ellos, pero pocos conocemos el verdadero beneficio de su consumo. Estamos hablando de los alimentos prebióticos y probióticos. ¿Qué son? ¿En qué alimentos los encuentro? y ¿cuales son sus beneficios?.

¿Qué son los probióticos?

Según la OMS, los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud de quien los consume. Se trata de bacterias o levaduras que están presentes en alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos.

¿Cuáles son?

Los probióticos que se utilizan con más frecuencia son los pertenecientes a las especies Lactobacillus y Bifidobacterium. Los alimentos probióticos más conocidos y de consumo habitual son: el yogur, chucrut, encurtidos (pepinillos), tempeh (producto a base de soja fermentada) y kéfir (producto lácteo similar al yogur pero con una mayor cantidad de probióticos, fermentado mediante levaduras y bacterias proveniente del este de Europa y suroeste de Asia y su nombre procede de la palabra turca keyif, que significa "sentirse bien").

¿Y los prebióticos?

Los prebióticos , por su parte, son compuestos que el organismo no puede digerir, una “fibra”que al ser fermentada en el tracto gastrointestinal es utilizadas como “alimento” por determinadas bacterias intestinales beneficiosas, es decir, es el combustible de los probióticos.

¿Cuáles son?

Los prebióticos más estudiados son: la inulina, fructooligosacáridos Galactooligosacáridos y Lactulosa, los cuales pueden aparecer de forma natural en algunos alimentos o ser añadidos por el fabricante para dotar al alimento de beneficios concretos. Algunos alimentos donde podemos encontrarlos son: achicoria, batata, papa, ajo, puerro,cebolla, legumbres, trigo, avena, cebada y banana.

¿Cuál es el beneficio de su consumo?

Los alimentos que contienen tanto probióticos como prebióticos, se denominan simbióticos. Su consumo reduce riesgo cardiovascular, prevención contra cáncer de colon, mejora del sistema inmunológico, contribuye en el tratamiento de diarreas agudas, alergias alimentarias erradicación de Helicobacter pylori y regula tránsito intestinal.

Por lo tanto, asegurate de incorporar todos los días alguna porción sola o combinada de estos alimentos para aprovechar no solo sus principios nutritivos sino también beneficios para tu salud.

Comentá y expresate