La basura sigue siendo un dolor de cabeza para el intendente Carlos Arroyo. El jefe comunal quiso sacar de la escena a la empresa Tecsan S.A., pero deberá seguir dependiendo de la misma hasta que el Ceamse se haga cargo del predio de disposición final de residuos.

A pesar de que el Ejecutivo decidió sacar a la empresa que tiene la concesión desde el 2012, el intendente debió prorrogarle el contrato en más de una oportunidad porque desde el Ejecutivo local no pudieron contratar a ninguna empresa que se haga cargo del centro de disposición.

Luego de idas y vueltas, hay fuertes indicios de que el Ceamse se encargará de las tareas por la suma de 12,5 millones de pesos al mes. De todas formas, no hay ningún contrato firmado y los acuerdos de palabra podrían caerse si se generan diferencias entre las partes.

El jefe comunal suscribió con Ceamse un convenio marco de colaboración para encomendar a esta sociedad estatal la elaboración y ejecución del proyecto de diseño y construcción para la optimización de la operación del sitio de disposición final de residuos mediante la técnica del relleno sanitario.

Pero mientras el municipio y Ceamse ultiman los detalles económicos del contrato, Tecsan continuará operando en el basural por un lapso de siete días.

El convenio con Ceamse, empresa creada por los estados de la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires para realizar la gestión integral de los residuos sólidos urbanos del área metropolitana, tendría una duración de 3 años renovable por igual periodo.

Desde el OPDS, el organismo provincial que viene siguiendo con preocupación el tema, propician una urgente solución y ya generaron contactos con el Municipio de General Pueyrredon y CEAMSE. Desde la Provincia creen que podría ser una buena solución para hacerse cargo de la difícil situación en Mar del Plata.

Comentá y expresate