“A los árboles quemados en sus raíces y las obras con escombros de hace meses se agrega el nuevo corte de árboles que no son los quemados, sino ejemplares que se ven perfectamente vivos y sin compromiso de estabilidad”, advirtieron en un comunicado los defensores del Pueblo de General Pueyrredon, Luis Salomón, Fernando Rizzi y Daniel Barragán.

El corte de doce árboles en la zona de los nuevos fogones “constituye un daño irreparable, porque, aunque se planten nuevos, estos tardarán muchos años en suplir a los que han sido talados”.

Alertaron, además, que en otros lugares del parque se pueden ver ejemplares mucho más comprometidos y riesgosos, “víctimas del accionar irresponsable de quienes prenden fuego en sus bases sin medir las consecuencias que puede acarrear semejante actitud”.

image.png

“La falta de personal que controle el funcionamiento de Parque Camet convierte a este maravilloso pulmón verde en un lugar donde es posible cualquier situación. Desde nuestra Defensoría del Pueblo hemos reclamado reiteradamente por la situación, planteando que como ha sido en tiempos anteriores se designen guardaparques que controlen funcionamiento y comportamientos”, recordaron.

Para la Defensoría, “es necesario discutir un nuevo reglamento de uso del parque, que no es un parque de deportes sino una reserva que pertenece a todos los habitantes de General Pueyrredon”.

“Reiteramos nuestra profunda preocupación por la falta de cuidados de nuestros espacios naturales, el Parque Camet y la Laguna de los Padres son nuestros pulmones y por desidia, son tierra de nadie”, consideraron.

Comentá y expresate