No fue solo la dura derrota electoral de Cambiemos en Córdoba que alteró ayer la parsimonia de la Casa Rosada. En el Gobierno deslizaron también una visible preocupación por el impacto que generará en el corto y mediano plazo los efectos de la guerra comercial desatada entre China y Estados Unidos.

El lunes, el Merval perdió 3,27%, mientras que el riesgo país avanzó 4,90% hasta cerrar en 943 puntos básicospor la tensión comercial entre las dos potencias.

Beijing respondió a una decisión similar impuesta por Donald Trumpa las importaciones chinas la semana pasada.

La tensión desatada en los mercados no solo obedece a la decisión de China de responder a la ruptura de la tregua de Trump, sino también a que el presidente estadounidense volvió a amenazar públicamente a Beijing.

"Muchas empresas que fueron aranceladas se irán de China a Vietnam o a otros países similares en Asia. ¡Por eso, China está tan desesperada por hacer un acuerdo! No quedará nadie en China para hacer negocios. ¡Eso es muy malo para China y muy bueno para Estados Unidos!", escribió el presidente estadounidense en su cuenta de Twitter.

Desde el presidente Mauricio Macri para abajo hay un estado de alertaen la botonera de Economía, la Cancillería, Producción y Agroindustria que creció en las últimas horas por la escalada de la batalla comercial entre Donald Trump y Xi Jinping.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate