Ante la crisis que atraviesa Canal 9, cuyos directivos señalaron que no pueden pagar los salarios de sus empleados, la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA), entidad que nuclea a los canales privados de televisión abierta de todo el país, manifestó su preocupación por la situación del canal y de la industria en general.

“ATA manifiesta su preocupación debido a que su asociado TELEARTE S.A (canal 9 de Buenos Aires) se ha presentado, ante la Secretaría de Trabajo de la Nación, en un Procedimiento Preventivo de Crisis de Empresa previsto en la Ley Nacional de Empleo N° 24.013, como consecuencia de las graves dificultades de impacto laboral por las que atraviesa”, expresa el comunicado. “Esta situación pone sobre relieve la grave crisis por la que transita el sector. El actual contexto pone en peligro real la subsistencia de una industria de enorme valor social y cultural”, agrega el texto, que lleva la firma de Eugenio Sosa Mendoza, presidente de la entidad.

Por otra parte, el comunicado indica que “los canales de aire y gratuitos son los únicos garantes de reflejar la realidad de una provincia, una región y nuestro país. Mostrando lo que ocurre a nuestro alrededor; en nuestro barrio, en nuestra ciudad, en la otra punta del mundo, minuto a minuto llegando a todos los hogares sin ningún tipo de restricciones económicas”.

“La caída de la inversión publicitaria, único ingreso de los canales abiertos, viene en un proceso de fuerte retracción agudizándose en los últimos meses agravado por el contexto económico nacional. Con reducciones nominales superiores al 30% de sus ingresos lo cual sumado al impacto de la inflación conlleva al sector a una situación crítica y de emergencia”, remarcó ATA.

“Es imprescindible la puesta en marcha de una serie de acciones que tiendan a la reconversión de la industria, restableciéndose estructuralmente la capacidad de generación de rentabilidad adaptando el marco normativo, equiparando las asimetrías existentes con los actores globales de gran escala, adecuando de manera urgente las regulaciones convencionales y alivianando la pesada carga de imposiciones sectoriales”, consideraron desde el sector. “Atento a la gravedad de la cuestión, exhortamos a trabajar de manera conjunta a todos los actores involucrados, los canales de televisión, sus directivos y personal, los gremios de la actividad, las autoridades competentes del Poder Ejecutivo y los legisladores nacionales”, concluyeron.

Comentá y expresate