Los empresarios marplatenses manifestaron su preocupación frente a la posibilidad de que el Ejecutivo nacional decrete la implementación de un bono de 5 mil pesos para los empleados de empresas privadas.

Según detallaron desde distintos sectores a Ahora Mar del Plata, el bono "no debería ser obligatorio" y advirtieron que la implementación podría "poner en riesgo la estabilidad" de algunas firmas.

El presidente del Parque Industrial, Ignacio Mesa, dijo que no está de acuerdo con la medida. "Todavía no lo analizamos desde el Parque Industrial, no tuvimos una reunión formal, pero no comparto la implementación", opinó.

"La situación es diferente para cada empresa. Cambia si tiene mucha mano de obra, si exporta o importa, cuál es su situación financiera, si es una empresa grande o chica y el nivel de salarios que paga", explicó.

Según Mesa, "la medida puede poner en jaque a algunas empresas". De todas formas, manifestó que entiende "pero no comparte la decisión".

"No hay duda de que la gente necesita un plus y que los salarios están atrasados, pero un bono de 5 mil pesos puede ser poco para un tipo de sueldo y mucho para otro", aseveró.

Para finalizar, remarcó que "habría que analizar empresa por empresa y no debería ser obligatorio".

La medida puede poner en jaque a algunas empresas

El vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Mar del Plata, Eduardo Palena, expresó su preocupación sobre el bono que está impulsando la CGT y aseguró que "a nivel local sólo algunas cadenas y hoteles grandes podrán pagarlo".

"El resultado será dispar, a los hoteles chicos se le va a hacer difícilpoder afrontarlo. En cambio, los de 5 y 4 estrellas podrán pagarlo, pero los de 3 y 2 estrellas no", aseguró.

Para Palena, "el bono debería ser opcional, como lo fue otras veces," y "debería poder pagarse en varias cuotas". Por otro lado, reconoció que "es obvio que la gente lo necesita pero hay empresas que realmente no lo pueden pagar".

Los hoteles de 5 y 4 estrellas podrán pagarlo, pero los de 3 y 2 estrellas no

El titular de la Ucip, Raúl Lamacchia, consideró que “es una medida demagógica que toma el Gobierno, sabiendo que los trabajadores van a acompañar este pedido”.

“A la gente no le alcanza lo que gana, no hay ninguna duda. Y sin duda nosotros, las pymes, necesitamos que la gente gane más. Pero para que se logre eso, tiene que haber un contexto de mayor salario, mayor consumo y mayor poder adquisitivo, y como consecuencia va a haber mayores ventas, un mercado expansivo y la posibilidad de que el comerciante o el industrial pueda pagarle más a su gente”, expresó.

En este sentido, sostuvo que en este caso “el Gobierno decide que las pymes tienen que poner la mano en el bolsillo y sacar 5000 pesos, cuando están perdiendo plata todos los meses y no le cierran los números”. “Es problemático. Va a terminar poniendo al empresario pyme en una posición encontrada con su empleado, que si no le paga no es porque no quiere sino porque no puede”, remarcó.

Lamacchia recordó que en los últimos meses, las ventas disminuyeron entre un 15 y un 20 por ciento y hubo una importante cantidad de cierres de negocios.

“No nos vamos a poner en contra de los sindicatos. A lo mejor hay sectores que lo pueden pagar, pero las pymes están en otra situación. No se ha tomado encuentra la realidad de este sector”, indicó y aclaró: “No somos críticos pero es una medida que no soluciona el problema”.

Es una medida demagógica que toma el Gobierno, sabiendo que los trabajadores van a acompañar este pedido

Comentá y expresate