El fiscal general federal, Daniel Adler, presentó este miércoles una medida cautelar para que los recicladores puedan volver a trabajar en el basural de Mar del Plata, en el marco del conflicto entre el municipio y los trabajadores, que mantienen bloqueado el acceso al predio e impiden que pueda realizarse la recolección de residuos en la ciudad.

A través de la cautelar, Adler solicitó el ingreso de los trabajadores "de manera provisoria y hasta tanto sean aprobados los protocolos correspondientes por las autoridades respectivas y autorizada la actividad, con el fin de garantizar el debido respeto a la dignidad humana, la subsistencia mínima y evitar mayores daños en la comunidad toda".

Asimismo, el fiscal señaló que "se da una situación de urgencia, que pone en riesgo certero la subsistencia de aquellas personas que desarrollan la actividad y sus familias, quienes integran un grupo ubicado en la última línea de pobreza".

"La vida e integridad física de las personas se encuentra en riesgo. La vida porque se ven privadas de subsistir, la integridad física porque en caso de infringir las normas y resistirse a ellas pueden ser objeto de detención por parte de la policía", explicó Adler, en un escrito al que accedió Ahora Mar del Plata.

En ese marco, el fiscal recordó que "se trata de trabajadores de lo que la ciudad descarta, personas que durante años vienen sosteniendo una situación de grave afectación a sus derechos y dignidad personal. Resultaría desproporcionado que a esta situación en la que se encuentran se agregue ahora, por una demora burocrática, la imposibilidad de subsistir y de ser arrestados por luchar por su subsistencia".

Según argumentó Adler, "la situación se contrapone con la situación de emergencia sanitaria dispuesta por las autoridades nacionales y de hecho impide la prestación del servicio de recolección de residuos en la ciudad, servicio considerado esencial y aún más en tiempos de pandemia, donde las condiciones de higiene resultan un pilar fundamental para combatir la expansión del virus, poniendo en riesgo la salud de la población en general".

A su vez, el fiscal aclaró que "el trabajo deberá ser supervisado no sólo por las autoridades municipales sino también por el Ceamse, debiendo los trabajadores ajustar su actuación al Protocolo elaborado y aprobado por el Sr. Intendente Municipal, ello a los fines de conservar la salubridad pública de la comunidad, máxime en momentos en que se cumple la cuarentena obligatoria".

El conflicto entre el municipio y los recicladores continúa y Mar del Plata tampoco tendrá recolección de residuos este miércoles por la noche. Los trabajadores continúan con el acampe en el ingreso al predio y no dejan entrar a los camiones recolectores.

Los recicladores pretenden volver a trabajar bajo un protocolo sanitario o, en su defecto, recibir un subsidio para paliar las dificultades económicas que genera la emergencia por la pandemia.

Comentá y expresate