El camino hacia vuelva a actividad de rubros todavía afectados por la cuarentena tuvo un nuevo paso adelante con la conformación y trabajo de la Comisión Especial de Reactivación Económica en el ámbito del Concejo Deliberante.

Entre las urgencias asoma en particular la gastronomía, rubro que permanece con un funcionamiento muy limitado y al que el gobierno provincial sigue sin habilitar, mas allá de permitirle ventas mediante sistemas de delivery y take away.

Sobre este punto en particular hubo una tarea especial con adelantos para el diseño de un protocolo nuevo y limitado que permitiría la reapertura de un sector de estos servicios que alcanzaría en esa instancia a bares y confiterías.

El intento comenzaría por algunos rubros que tienen aprobación pendiente como academias de conducir, administradores de propiedades, fotografía y equinoterapia, entre otros. En el caso de gastronomía, sobre el que provincia ya se expidió con negativa, habrá que recurrir a nuevo protocolo con segmentación de la oferta.

"La idea es ir de menos a más", comentaron a Ahora Mar del Plata desde la comisión. Eso significa avanzar con espacios y servicios menores, como cafés de desayuno. Y sumar otros en la medida de las posibilidades.

La comisión está conformada por miembros del Ejecutivo y concejales de las distintas bancadas. De este encuentro que fue punto de partida participaron por el gobierno el coordinador de Gabinete, Alejandro Rabinovich; también el secretario de Desarrollo Productivo, Fernando Muro; y la responsable de la cartera de Salud, Viviana Bernabei.

comisión permisos precarios 2.jpg

Por los distintos bloques estuvieron Alejandro Carrancio (Juntos por el Cambio); Ariel Martínez Bordaisco (UCR); Marcos Gutiérrez (FdT), Cristina Coria (UCR), Horacio Taccone (Acción Marplatense), Angélica González (Coalición Cívica), Mercedes Morro (Tercera Posición), Mauricio Loria (Agrupación Atlántica) y Ariel Ciano (Frente Renovador).

En principio se debe completar con el reglamento interno que regirá el funcionamiento de esta comisión impulsada por Carrancio en busca de sortear las trabas que distintos sectores tienen para reanudar actividades a partir de las restricciones impuestas por el gobierno provincial en el marco de la cuarentena.

Para el sector gastronómico parece ser esta la última carta que les queda para, al menos, tener una oportunidad de abrir puertas y reencontrarse con los clientes en sus mesas. Sea bajo techo o al aire libre, opción esta última que también habían manejado durante la última semana.

La comisión continuará con su labor este martes ya para trabajar de manera directa sobre los rubros que están en esta situación de emergencia, ya que no encuadran en los parámetros fijados por gobiernos superiores para volver a la actividad.

La lista de pedidos de excepción se amplió durante las últimas semanas e incluye a administradores de propiedad horizonal, academias de conducir, fotógrafos profesionales y salones de fiestas. Estos último al menos para volver a ofrecer sus instalaciones para eventos a mediano y largo plazo.

La provincia ya rechazó los pedidos de excepción que el municipio planteó para gastronomía y deportes individuales al aire libre. Había marcadas expectativas para que esa gestión avanzara a partir de un escenario epidemiológico controlado, sin ola de casos que pongan en riesgo a la comunidad. “Una buena oportunidad para probar”, señalaban los gastronómicos, que están viendo como en el sector hay cierres definitivos y personal que queda en la calle. .

Las dudas pasan por la validez o vigencia que pudieran tener los permisos que otorgue esta comisión. Se teme que cualquier autorización desde este nivel se encuentre pronto con una resolución contraria y contundente de la provincia, que echaría todo el esfuerzo por tierra en muy poco tiempo.*

Comentá y expresate