Una anciana de 89 años, natural de Países Bajos, murió tras reinfectarse de coronavirus, según informaron los investigadores. Se trata del primer fallecimiento de un paciente reinfectado confirmado en el mundo.

La mujer estaba en tratamiento por macroglobulinemia de Waldenström, un tipo raro de cáncer que es tratable pero incurable. Los hallazgos se han publicado en Oxford University Press, y constatan que la reinfección se ha producido por una cepa diferente del virus

La mujer ingresó en urgencias a principios de año, con fiebre alta y tos. Tras dar positivo en coronavirus permaneció hospitalizada durante cinco días y se recuperó por completo, a excepción de una fuerte fatiga.

Casi dos meses después, solo dos días después de un nuevo ciclo de quimioterapia, volvió a tener fiebre, tos y problemas respiratorios. Volvió a dar positivo en coronavirus, aunque las pruebas de anticuerpos fueron negativas en los días cuatro y seis.

El octavo día de ingreso, el estado de la paciente se deterioró. Murió dos semanas más tarde.

Los análisis practicados a la mujer confirmaron que la composición genética del virus era diferente en cada una de las dos infecciones, de una forma no explicable por la propia evolución del coronavirus. Esto respalda el hallazgo de que la mujer sufría de una reinfección por coronavirus.

Hasta la fecha se han confirmado sólo 23 casos de reinfección e todo el mundo. Sin embargo, los pacientes siempre se habían recuperado.

Fuente: El Mundo

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate