Producto del conflicto que comenzó a principios de abril con un supermercado de capitales chinos por despidos sin causa y trabajo en negro, este viernes se llegó a un principio de conciliación con los trabajadores involucrados.

El Sindicato de Empleados de Comercio apuntó contra la Cámara de Supermercados Chinos y la situación de todos los trabajadores del sector. “Que el árbol no nos tape el bosque, vamos por la regularización de todos los y las trabajadoras de los supermercados”, expresaron desde el gremio.

El viernes se avanzó en una mesa de negociación tras las medidas gremiales. “Si bien hemos arribado a un principio de acuerdo en el conflicto concreto, esta situación es generalizada en todo el sector, no vamos a permitir que estas mecánicas se sigan produciendo incumpliendo con las legislaciones laborales y convenios colectivos”, dijo el secretario gremial, Darío Zunda.

“La situación es realmente grave. Se detecto una mecánica en la cual se dan de alta trabajadores cuando se realizan inspecciones y a los pocos días se dan de baja. Esto incluye a los empresarios, pero también a la Cámara que los aglutina, que son los ideólogos de esta maniobra fraudulenta. Hay trabajadores que realizan sus tareas totalmente en negro por la mitad del sueldo que les corresponde”, advirtió.

El conflicto había comenzado a principios de abril, cuando cuatro trabajadores denunciaron en el sindicato situaciones de precarización, violencia laboral y despidos incausados. Se realizaron audiencias en la sede del Ministerio de Trabajo a las cuales la parte empleadora no acudió, lo cual derivó en medidas de acción directa por parte del gremio.

Comentá y expresate