La municipalidad de Villa Gesell prohibió este miércoles el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, luego de los reiterados episodios de descontrol y violencia que se produjeron y se conocieron desde la salvaje agresión de un grupo de rugbiers que mataron a golpes a Fernando Báez Sosa.

A través de un decreto, el intendente de la ciudad, Gustavo Barrera, decidió aplicar la medida que restringe el consumo "en la playa, espacios públicos, interior de estadios, polideportivos, u otros sitios de igual naturaleza, cuando se realicen en forma masiva actividades deportivas, culturales, educativas y/o artísticas”, según se lee en la resolución.

“De igual manera se extiende la prohibición al expendio de bebidas alcohólicas mediante máquinas expendedoras automáticas y/o similares, y al consumo dentro de vehículos automotores, públicos y/o privados, aún cuando quien consumió no fuere el conductor y se halle o no circulando”, se agrega.

En el documento, además, se marca una excepción: "Se podrá otorgar autorizaciones especiales para la venta en lugares públicos solo para el caso de eventos determinados, tales como exposiciones, ferias y similares”. Y se detalla que en caso de incumplir la norma, se aplicarán multas de hasta $ 34.450 y se incautará la bebida en cuestión.

Ahora, el Concejo Deliberante tiene un plazo de 48 horas para tratar la ordenanza. En caso de ser aprobada (se descuenta que será así debido a la mayoría de representantes del Frente de Todos en el Concejo), la normativa comenzará a regir a partir de este fin de semana.

El día del crimen de Báez Sosa, Barrera expresó su pésame a la familia y repudió el brutal ataque. Y además, emitió un comunicado en el que sostuvo que el municipio trabaja en operativos de prevención pero “los jóvenes consumen mucho alcohol y drogas. Nosotros controlamos, prevenimos, pero lo que hacen puertas adentro de sus alojamientos queda fuera de nuestro alcance”.

Dos días después, el jefe comunal lamentó nuevamente lo ocurrido y volvió a poner el foco en el excesivo consumo de alcohol entre jóvenes: "Notamos que los chicos de alguna manera están un poco abusando y estamos tratando de controlarlo tomando medidas en la playa y en las discotecas. No depende solamente de la policía y el municipio. Hay una cuestión cultural de educación y concientización”, dijo en una entrevista radial.

"Hay que hacer programas más profundos para que los chicos en toda la Costa Atlántica y sus lugares de origen sepan que el alcohol en exceso produce efectos que son devastadores. Son desinhibidores que de alguna manera terminan provocando esto que después lo lamentan todos: los responsables y las víctimas. Es mucho más profundo que una prevención policial”, acotó Barrera, quien ayer informó que el municipio decretó dos días de duelo.

Comentá y expresate